X-rite ColorChecker Passport, a prueba

0
425

no images were found

X-Rite ha ampliado su extensa gama de productos para la calibración con el nuevo Color Checker Passport, una solución que incluye una pequeña “libreta” de cartas de color y un programa de análisis, y ofrece al fotógrafo una precisa reproducción de los colores de las escenas fotografiadas.

La “libreta”

La principal ventaja que ofrece Color Checker Passport respecto a otros sistemas de calibración es su portabilidad y resistencia. Con un tamaño similar al de un pasaporte -de ahí su nombre-, Color Checker Passport incorpora dos cartas para la calibración del color -la clásica y una nueva de mejora creativa- y otra más para ajustar el balance de blancos. Todas ellas están montadas sobre paneles de plástico que se pueden girar como las páginas de un libro, que quedan totalmente protegidas cuando el estuche permanece cerrado.

Las cartas

Cuando se abre la libreta -presionando ligeramente sobre una pequeña pestaña de la tapa-, la primera carta de color que se muestra es la de mejora creativa. Esta carta ha sido desarrollada específicamente para Passport, e incluye parches de tonalidades cálidas y frías que permiten optimizar los colores a fotografías de paisajes, retratos, etcétera.

no images were found

Carta de color de mejora creativa.

En la “página enfrentada” se dispone la carta Color Checker clásica, que resultará muy familiar a muchos fotógrafos, con sus 24 parches de color, que incluyen los colores primarios, así como otros muchos que se pueden encontrar en la naturaleza y una escala de grises.

no images were found

Carta de color Color Checker clásica.

Pasando la página se encuentra la carta de ajuste del balance de blancos, incluyendo una superficie completamente neutra, ideal para personalizar el balance de blancos de la cámara, optimizándolo a una situación específica.

Carta de ajuste de balance de blancos.

Operación

Para poder crear un perfil de color adecuado para una cámara digital determinada, habrá que incluir la carta de color clásica en una imagen captada por dicha cámara. El propio diseño de Color Checker Passport hace que esta tarea sea bien sencilla. Cuando se realiza un retrato, el propio modelo puede sujetar la carta para tomar una fotografía de muestra. Pero, si no se dispone de ningun “ayuante” para sostenerla, se pueden abrir las “páginas” de Color Checker Passport, disponiéndolas como soporte ajustable a cualquier superficie.

Para crear el perfil de la cámara, primeramente ha de tomarse una fotografía que incluya la carta de color clásica.

Una vez tomada una fotografía de muestra -incluyendo la carta clásica de color-, se pueden seguir tomando fotografías -ya sin ella-, a las que habrá que aplicar en la postproducción el perfil apropiado.

Software

Para crear un perfil adecuado a la cámara, es necesario disponer de una aplicación que sea capaz de analizar los colores. El software Color Checker Passport ofrece una solución dual, en este sentido. Por un lado, puede incluirse como plug-in de Adobe Lightroom, permitiendo que se generen los perfiles sin salir de esta aplicación. Pero, Color Checker Passport también puede trabajar como aplicación independiente, facilitando su uso por parte de usuarios que no dispongan de Lightroom.

La interfaz del software Color Checker Passport es muy sencilla. El programa ofrece explicaciones guiadas.

Dada la diversidad de formatos de imagen existente, X-Rite ha optado por simplificar Color Checker Passport para su uso con archivos DNG, el estándar de Adobe. Por este motivo, si la cámara es de un fabricante que utiliza formato RAW propio, primeramente habrá que convertir la imagen que incluye la carta de color a formato DNG. Para ello, puede automatizarse la tarea a través de Adobe Camera RAW, si se dispone de Photoshop o Elements, o mediante el programa gratuito Adobe DNG Converter. Hay que destacar que, aunque Colorchecker Passport está pensado para fotógrafos que trabajen con imagenes en formato RAW -que ofrecen una mayor calidad y posibilidades de edición-, el mismo proceso puede realizarse con archivos JPEG, lo que brinda una mayor versatilidad al producto.

no images were found

El programa localiza automáticamente la carta de color, identificando los distintos parches.

Una vez que se dispone de la imagen en formato DNG, el uso del software Color Checker Passport es increíblemente sencillo. Basta arrastrarla sobre la ventana principal del programa, y éste detecta automáticamente la ubicación de la carta de color, identificando cada uno de los parches. La ventaja que ofrece la aplicación es que es capaz de detectar la presencia de la carta de color, aunque ésta no aparezca completamente nivelada en la imagen. Existen raras ocasiones, sin embargo, en las que el software no consigue localizar la carta de color, principalmente si su reproducción es excesivamente pequeña. En estos casos, es el propio usuario el que ha de definir su ubicación, ampliando la imagen y pinchando con el puntero del ratón sobre las esquinas de la carta.

no images were found

En caso de que el programa no sea capaz de identificar la carta de color, el usuario puede definir manualmente su localización.

Una vez localizada la carta de color en la imagen, basta pulsar sobre el botón “Crear perfil”, darle un nombre identificativo en la ventana que se despliega, y aceptar. Además de la sencillez de uso, el programa muestra permanentemente una completa guía paso a paso en la columna izquierda de la ventana principal.

no images were found

Hay que dar un nombre al nuevo perfil para que esté disponible para su utilización en un programa de edición de imágenes.

Con las cualidades mencionadas hasta ahora, Color Checker Passport se convierte en una herramienta casi imprescindible para el fotógrafo profesional y para el aficionado avanzado. Pero, además, el programa permite crear perfiles duales, es decir, tomando en consideración dos tipos de iluminaciones distintas, como por ejemplo, luz día y fluorescente. Con ello se puede optimizar la reprodución de los colores en escenas iluminadas con dos tipos de luz. El proceso para la generación de perfiles duales es igual de sencillo, salvo que habrá que utilizar dos fotogrfías tomadas con la misma cámara, pero bajo condiciones de iluminación diferente.

Aplicación del perfil

El uso de Color Checker Passport finaliza con la creación del perfil. Pero, de nada serviría lo realizado si no se aplicara a las fotografías tomadas. Para ello, habrá que abrir cualquier fotografía RAW tomada con la cámara y aplicarle el perfil creado. Esta tarea puede automatizarse para colecciones extensas de imágenes, con lo que se reducirá en gran medida la tarea de edición.

no images were found

En la aplicación de conversión RAW, habrá que elegir el perfil creado con Color Checker Passport.

En resumen

Color Checker Passport supone una solución ideal para el fotógrafo. Su pequeño tamaño, su resistente construcción y su ingenioso diseño facilitan su uso en cualquier lugar y situación, mientras que la inclusión de una carta creativa y otra de balance de blancos, además de la clásica, permite ajustar la cámara a todo tipo de condiciones de iluminación. Por otro lado, la sencillez de uso del software y la rapidez para la creación de perfiles específicos ahorrará mucho tiempo y trabajo en la edición y ajuste de las fotografías. Si a todo ello se añade su interesante precio -aproximadamente 85 €-, se puede concluir que Color Checker Passport es una de las herramientas que el fotógrafo debe llevar siempre encima.

José Ramón Alcocer.

Digimag.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí