Sistema GXR. Las ciencias adelantan…

0
141
Ricoh GXR P10.
Ricoh GXR P10.

Ya lo dijo el simpático y pilluelo boticario de “La verbena de la Paloma”: “Las ciencias adelantan que es una barbaridad”, y jamás pudo pensar en lo acertado de su sentencia. Al respecto, pocos,  por dejar la puerta abierta a alguno,  podíamos pensar hace unos años en lo que se le venía encima a la industria fotográfica. Mas…, llegó el cambio y hay que aceptarlo como es y convivir con él y con la loca carrera tecnológica que nos ha tocado vivir en este nuestro mundo audiovisual, aunque algunas de las “aportaciones-intento” sólo pasen de eso…, de intento: Véase el doble formato, el 110, el sistema Disc, el “revolucionario” APS…

Aparatos que hacen de todo, con su correspondiente y puñetero “complicador” incluido. Cámaras fotográficas que hacen de todo… y vídeo. Cámaras de vídeo que hacen de todo… y fotos…. Sensores de imagen tamaño “película”…, de X1.5, de X1.6, de Cuatro Tercios, de Mini Cuatro Tercios…. Aparatos 3D para sin gafas…

Y cuando la capacidad de sorpresa se nos antojaba a la baja, llega la firma Ricoh Co., Ltd. y sorprende al mundo con su sistema de cámara con unidades intercambiables GXR.

Desde Tokio, el presidente y director de la firma, Shiro Kondo, anuncia el desarrollo y lanzamiento del sistema de cámara de unidades intercambiables. ¿?.

Sencillo, aunque sin tener un ejemplar en la mano, creemos que sumamente  oneroso, por cuanto si el cuerpo de la cámara pasa a ser poco menos que un mero “soporte” –o así se desprende de la noticia-, puesto  que tanto el sensor como el procesamiento de imagen están integrados en los objetivos…, disponer de varios de ellos estimamos que va a costar un “eso” y parte del otro.

Dos objetivos…, dos sensores y todo lo demás. Tres objetivos…, tres de todo. Así hasta…

Pero…, se dice que doctores tiene la iglesia. Quién sabe si la aportación GXR inicia un nuevo –de hecho, así es- y a la postre valorado concepto técnico. El tiempo lo dirá. Ahora que, así, a bote pronto, vemos muy complicada la cosa -sobre todo por el relativamente alto precio de las “cerebro”/ópticas-.

J.A.S.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí