Olympus E-PL1, a prueba

0
207
Olympus E-PL1.

No cabe duda que estamos en el año de las compactas de objetivos intercambiables, y Olympus es uno de los principales animadores de este segmento, en el que dispone ya de tres modelos, siendo la nueva E-PL1 el primero de la firma japonesa que incluye flash.

La Olympus E-PL1 es el último y más económico modelo de la gama PEN, de Olympus. Comparte con sus hermanas mayores, las E-P1 y E-P2, algunas de sus características, como el sensor LiveMOS de 12,3 MP, estabilizador de imagen mecánico y opciones manuales, mientras que añade algunas novedades, como la inclusión de un flash eyectable, un botón exclusivo para la grabación de vídeo HD y una guía de asistencia en pantalla, que facilita su uso por parte de usuarios inexpertos.

La Olympus E-PL1 es la cámara compacta con objetivos intercambiables más pequeña, hasta la fecha. Tiene todo el aspecto de una compacta estándar, y ofrece 12 MP de resolución, grabación de vídeo HD, un gran número de modos de escena, y puede utilizar un visor electrónico adicional.

La cámara

La Olympus E-PL1 sigue las líneas de diseño de sus hermanas, inspiradas a su vez en la gama PEN de los años 60. Su tamaño, sin embargo, es algo más compacto, del mismo modo que su peso más ligero, debido, principalmente, a la utilización de plástico en la fabricación del cuerpo, en lugar de metal.

Al igual que todas las DSLR y las compactas más avanzadas, la E-PL1 ofrece los modos de exposición P, A, S y M, pero sin olvidar a los fotógrafos menos experimentados, para los que incluye nada menos que 19 programas de escena predefinidos. Más aún, la cámara ofrece un modo “iAUTO”, capaz de detectar automáticamente el programa de escena que se ajusta a una situación específica. Además de ello, la E-P1 cuenta con filtros artísticos adicionales, seleccionables a través de la posición “ART” del dial de modos, Estos filtros permiten aplicar efectos artísticos a las imágenes, como “Pop Art”, de alta saturación de los colores, o la simulación del uso de objetivos de fuelle, modo que curiosamente se denomina “Diorama”.

La E-PL1 incorpora una pantalla LCD de 2,7 pulgadas, aunque con una resolución estándar de 230.000 píxeles. Olympus ofrece un visor electrónico adicional, con 1,4 MP de resolución, que se acopla en la zapata para flashes externos.

La cámara incorpora una pantalla LCD de 2,7 pulgadas, pero con sólo 230.000 píxeles, una resolución sorprendente mente baja para la categoría del modelo. Al igual que sus hermanas, la E-PL1 carece de visor adicional, si bien, del mismo modo que la E-P2, puede utilizar el visor electrónico opcional VF-2. Este visor se acopla en la zapata para flashes externos, y ofrece una resolución de 1,3 puntos RGB.

Un aspecto en el que la E-PL1 supera a sus hermanas es la inclusión de flash. Oculto en el lado izquierdo del cuerpo mientras no se utiliza, la cámara incorpora una pequeña unidad de flash que aporta iluminación adicional cuando es preciso. Para ello, el usuario debe eyectarlo manualmente, mediante un botón específico, situado en la parte trasera de la cámara.

La parte superior de la cámara dispone de sólo 3 controles: el botón de encendido, el disparador y el dial de modos, que ofrece los modos de exposición estándar -P, S, A y M-, y 19 modos de escena, a los que se accede en la posición “SCN”. El flash eyectable se integra dentro del cuerpo cuando no se utiliza.

La E-PL1 también incorpora estabilizador de imagen mecánico -por desplazamiento del sensor-, lo que permite disfrutar de esta característica con cualquier objetivo del sistema Micro CuatroTercios utilizado. El estabilizador de imagen ofrece tres ajustes distintos: el estándar “IS1”, que ofrece estabilización horizontal y vertical, simultáneamente; “IS2”, que únicamente compensa las vibraciones verticales; e “IS3”, con corrección exclusiva de los movimientos horizontales. La cámara incluye un menú de modo de estabilización, en el que se puede definir la distancia focal del objetivo. Este pequeño detalle hace que se pueda disfrutar de estabilización cuando se utilizan, mediante adaptador, ópticas distintas a las del sistema Micro 4/3, con las que la cámara no puede mantener una comunicación completa.

Debido al factor multiplicador 2x característico del sistema Micro 4/3, el objetivo estándar 14-42mm, F/3.5-5.6 ofrece un rango focal equivalente a 28-84 mm, resultando apropiado para las tomas de retrato.

En las manos

En términos generales, la E-PL1 es una cámara que se muestra algo más lenta que las DSLR, pero que ofrece una mejor respuesta que las compactas. Así, está preparada para tomar la primera fotografía aproximadamente 1,5 segundos después de presionar el botón de encendido. El retraso en la toma se sitúa en torno a 0,5 segundos, que es casi en su totalidad el tiempo que tarda el sistema AF de contraste en bloquear el enfoque, identificado por un leve pitido. Medio segundo no parece demasiado, pero es más que suficiente para perder el momento apropiado de la foto, y es un retraso ligeramente superior al ofrecido tanto por las cámaras DSLR como por sus “primas” del sistema Micro 4/3 de Panasonic. Afortunadamente, las capacidades de enfoque de la cámara son muy buenas. Gracias a la lámpara de asistencia, la E-PL1 consigue enfocar adecuadamente en casi cualquier situación, incluso con poca luz.

En el lado derecho del cuerpo, la E-PL1 incorpora un interface combinado USB 2.0/TV. Además, cuenta con una conexión HDMI, para la presentación de imágenes en televisores HD.

El tiempo que precisa la cámara para grabar la fotografía tomada en la tarjeta de memoria es de unos 2 segundos, en modo JPEG, y unos 4 segundos, en modo RAW. Durante este proceso la cámara continúa plenamente operativa, aunque se produce un leve apagón -de una fracción de segundo- de la pantalla LCD, por lo que se puede continuar utilizando los menús o realizar otra toma, por ejemplo. La Olympus E-PL1 ofrece un interesante modo de disparo continuo, siendo capaz de captar hasta 3 fotografías por segundo, sin límite de tomas, en modo JPEG, y con un máximo de 10 imágenes, en RAW.

Las Pruebas

Utilizando el ajuste de color estándar de la cámara, denominado “Natural”, las imágenes muestran unos colores poco saturados (94,81 %). También se observa una leve dominante amarillenta, especialmente en la gama de rojos, tonos que además presentan un ligero exceso de magenta, como puede comprobarse en los elementos de este color en la imagen de prueba estándar, o en la camiseta de la modelo, en la fotografía de retrato. Los tonos de piel se reproducen de forma muy natural y atractiva, a pesar del exceso de amarillo ya mencionado.

Imagen de prueba estándar tomada en modo RAW.
Imagen de prueba estándar tomada en modo JPEG. La imagen de prueba estándar presenta una ligera subexposición. La saturación también es algo baja, al utilizar el modo de color estándar (“Natural”). La nitidez de las tomas realizadas con la cámara y el objetivo 14-42mm, f/3.5-5.6 es notable.

Las pruebas de resolución revelan una conversión muy buena de la resolución nominal de la cámara (4.032 x 3.024 píxeles). Todas las imágenes ofrecen una gran nitidez y un alto nivel de detalle gracias a que se reproducen con 2.673 líneas de altura. El enfoque electrónico de las tomas JPEG tiene una influencia discreta, en torno al 9,22 por ciento de sobreenfoque, lo que es aceptable para un sistema DSLR. La óptica utilizada en todas las pruebas es la 14-42mm, f/3.5-5.6, que se muestra bastante efectiva a la hora de mantener la nitidez en las esquinas. Las aberraciones cromáticas también se sitúan en un nivel bajo.

Fotografía de retrato con flash tomada en modo RAW.
Fotografía de retrato tomada en modo JPEG. La Olympus E-PL1 ofrece unos tonos de color muy agradables (ver campos 1 y 2 de la carta de color), si bien, se observa una ligera dominante amarillenta, así como una subexposición de 1/3 EV, que pueden corregirse fácilmente en un programa de edición.

El sensor Micro CuatroTercios es algo más pequeño que los sensores APS-C de las cámaras DSLR de aficionado. Debido a ello, el factor luminancia-ruido es sensiblemente mayor que la media en este tipo de cámaras, aunque se mantiene en un nivel aceptable, y mucho menor que en las cámaras compactas. El filtro de ruido cromático responde adecuadamente, incluso en las imágenes tomadas a 1.600 y 3.200 ISO, que presentan un aspecto suave.

Curvas características.
Viñeteado.
Error de color.

Conclusión

La Olympus E-PL1 es una cámara atractiva, bien construida, sencilla de usar y con un precio más competitivo que cualquiera de sus rivales. Resulta apropiada tanto para los aficionados menos experimentados, que quieren introducirse en la fotografía “seria”, como para los más avanzados, que quieren llevar una cámara fiable siempre encima, pero sin que les suponga un desembolso excesivo. Supone, además, un paso adelante para el asentamiento del sistema Micro 4/3, en general, y de la gama PEN, en particular, ahora que ya van llegando al mercado otros sistemas compactos de objetivos intercambiables con sensores más grandes.

E. T. Diorama, para Digimag. Datos de prueba: Betternet.

Nos gusta más

  • Cuerpo metálico compacto y robusto
  • Gran nitidez y resolución (12 MP)
  • Estabilizador de imagen inteligente
  • Vídeo HD

Nos gusta menos

  • Pantalla LCD con sólo 230.000 píxeles de resolución
  • Carece de visor electrónico, aunque se puede adquirir como accesorio

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí