Panasonic Lumix G2, a prueba

0
442
Panasonic Lumix G2.

Mientras que otros fabricantes empiezan a dar sus primeros pasos en el segmento de las compactas de objetivos intercambiables, Panasonic ha comenzado a comercializar su segunda generación, cuyo principal exponente es la Lumix G2.

Panasonic parece asentar su apuesta por el sistema Micro CuatroTercios, con el lanzamiento de dos nuevos modelos de su gama Lumix G: la G10, destinada a los usuarios menos experimentados, y la G2, que viene a sustituir a la G1 como nuevo buque insignia de la familia. De hecho, en cuanto a sus especificaciones, la G2 no supone más que una mínima revisión de la G1, pero añade algunas características más que interesantes, como el casi obligado modo de grabación de vídeo HD, ampliación del rango de sensibilidades, tecnología de Resolución Inteligente y una pantalla LCD articulada y táctil. La Lumix G2 viene acompañada, además, con un nuevo objetivo de kit de alta calidad y con estabilizador de imagen óptico, el 14-42 mm f/3.5-f/5.6, equivalente a 28-82 mm.

La G2 es el ultimo modelo Micro CuatroTercios de Panasonic. Ofrece 12 MP de resolución, pantalla LCD pivotante, un visor electrónico adicional de muy alta resolución -1,4 puntos RGB-, y un buen número de interesantes funciones para una sencilla operación.

La cámara

Externamente, la Lumix G2 es similar a la G1, salvo en pequeños detalles. Al igual que su predecesora, posee un diseño basado en las DSLR, aunque con un menor tamaño, incluyendo una pequeña empuñadura, flash eyectable y visor electrónico. La calidad de construcción tabién es muy buena, con un material plástico de alta resistencia, y acabado en colores negro, rojo o azul. La primera diferencia visible es la ubicación del compartimento de la tarjeta SD, que en lugar de situarse en un lateral, como en la G1, pasa a compartir espacio con la batería, en la base del cuerpo, lo que, dicho sea de paso, dificulta su sustitución cuando la cámara se encuentra montada sobre un trípode.

La cámara incorpora una gran pantalla LCD y un visor electronico adicional. El usuario puede activar el uso de una u otro mediante el “LVF/LCD”. Un dial situado a la derecha de la pantalla permite ajustar de forma cómoda la velocidad, la abertura y otros parámetros de imagen.

La distribución de los controles de la G2 también es muy similar a la de la G1, aunque con ligeras diferencias. Así, la ruedecilla de ajuste se sitúa en el nuevo modelo en la parte trasera del cuerpo, al alcance del pulgar derecho del usuario. El dial de modo AF incluye ahora también la selección de puntos de enfoque. Los botones de Menú Rápido y Modo de Película se han reubicado en la parte trasera de la cámara, para dejar espacio en la parte superior a dos botones nuevos, utilizados para la grabación de vídeo y para activar el modo Auto inteligente, respectivamente.

Sin embargo, diferencia más significativa en el interfaz de usuario se encuentra en la pantalla LCD de 3 pulgadas, que además de ser pivotante, también es táctil, permitiendo el ajuste de parámetros y la navegación por los menús con un solo dedo. Este nuevo sistema no sustituye al tradicional cursor multidireccional, también incluido en la G2, sino que supone un modo de operación adicional.

La G2 dispone de muchos elementos de función en la parte superior del cuerpo. El dial de modos permite seleccionar los modos de exposición, así como los programas de escena más comunes, mientras que a través de la posición “SCN” se accede al resto de los programas. El botón “iA” activa el modo Auto Inteligente, capaz de detectar automáticamente el modo de escena apropiado.

La G2 incorpora un modo de vídeo muy bueno, aunque no tan completo como el de la GH1. Puede grabar películas a una resolución máxima de 1280 x 720 píxeles, a  60 fps entrelazadas. La cámara incluye un micrófono para la grabación de sonido, pero existe la posibilidad de grabar en modo estéreo mediante un micrófono externo, conectado a un jack que también puede utilizarse para conectar un cable remoto opcional. Los vídeo pueden grabarse tanto en formato QuickTime como en AVCHD Lite, con una duración máxima de 100 minutos.

Otra característica de la G2 que resulta muy útil es el Modo Película, que incluye una selección de ajustes de tono predefinidos, que pueden personalizarse individualmente para modificar los valores de contraste, saturación, nitidez y ruido. La G2 también incluye la tecnología de Resolución Inteligente de Panasonic, incluida en el modo Auto inteligente, que aplica automáticamente distintos niveles de nitidez y de mejora de las líneas de contraste de las imágenes.

Todas las tomas de las pruebas se realizaron con el objetivo estándar14-42mm, F3.5-5.6. La cámara incorpora estabilizador de imagen mecánico, que funciona con todas las ópticas. Una tapa de goma, en el lado izquierdo del cuerpo, protege el Puerto USB/TV y el interface HDMI.

En las manos

Además de muchas de sus principales características, la Lumix G2 también comparte con su predecesora su excelente respuesta, incluso superándola en algunos aspectos. Puede encenderse y tomar la primera foto en unos 0,5 segundos, mientras que el retraso en la toma alcanza 0,3 segundos, desapareciendo casi completamente con enfoque previo. La cadencia de disparo en modo sencillo es de unos 0,8 segundos, en modo JPEG. Este tiempo se mantiene también en modo JPEG + RAW, aunque con un máximo de 4 tomas. En modo de disparo continuo, la G2 mantiene sin problemas 2,5 fps, lo que supone un comportamiento ligeramente inferior al de su antecesora, y a lo especificado por el fabricante.

La gran pantalla LCD puede pivotar 180° hacia la izquierda y 270° verticalmente. Esta característica facilita una sencilla operación desde ángulos poco habituales.

El sistema AF de contraste de la G2, al igual que el de la G1, se muestra excepcionalmente rápido y seguro, incluso en situaciones de poca luz, en las que se ayuda de la pequeña lámpara de asistencia, que ofrece un rango de unos 4 metros.

Las Pruebas

La cámara muestra un buen comportamiento en las pruebas de color. Los valores del balance de blancos automático reproducen los campos grises de la carta de color de forma muy neutra, situándolos justo en el centro de la gráfica. La saturación de los colores  alcanza el 104,5 por ciento, siendo comparable a la de las cámaras compactas. En la fotografía de retrato, especialmente en la toma RAW con flash, se aprecia que los tonos de piel tienen un aspecto muy suave y natural, como certifican los campos 1 y 2 de la carta de color. En el retrato tomado en formato JPEG, sin embargo, se aprecia una ligera dominante amarillenta y una leve subexposición.

Imagen de prueba estándar tomada en modo JPEG.
Imagen de prueba estándar tomada en modo RAW. La imagen se reproduce con unos colores neutros y naturales. El balance de blancos automático muestra un buen comportamiento y los ajustes de exposición -modo P- son también muy buenos. El nivel de detalle es muy alto.

La Panasonic G2 reproduce las imágenes con 2.509 líneas de altura, lo que es un gran resultado para una cámara de 12 megapíxeles con una resolución nominal de 3.000 píxeles verticales. A pesar de ello,  las tomas JPEG presentan un aspecto algo suavizado, debido a un filtrado discreto. Cuando se utiliza el modo RAW, la nitidez es algo mayor, como puede observarse en la version RAW de la fotografía de retrato, en la que se puede apreciar cada cabello individualmente. La presencia de aberraciones cromáticas es minima.

Fotografía de retrato tomada en modo JPEG.
Fotografía de retrato con flash tomada en modo RAW. La fotografía muestra una ligera dominante amarillenta y está algo subexpuesta. Los tonos de piel presentan un aspecto muy natural, mientras que el rojo de la camiseta de la modelo se aprecia muy saturado.

Las imágenes tomadas con la Panasonic G2 hasta una sensibilidad de 1.600 ISO tienen un aspecto suave y limpio. Sólo se observa la presencia de ruido cuando se utilizan las sensibilidades más altas -3.200 y 6.400 ISO-. El factor luminancia-ruido se mantiene por debajo de 1 hasta 800 ISO, y lo supera ligeramente a 1.600 ISO (1,09). Para reducir la presencia de ruido cromático la cámara utiliza un inteligente sistema de filtrado que se muestra muy eficiente.

Curvas características.
Viñeteado.
Error de color.

Conclusión

Aunque la Panasonic Lumix G2 es sólo una actualización de la G1, hay que reconocer que la mayoría de los cambios suponen una notable mejora del modelo. La pantalla táctil, como suele suceder, resulta un simple “embellecedor”, mientras que el modo de vídeo es muy bueno. La calidad de construcción, respuesta y calidad de imagen también se sitúan a un alto nivel, aunque no tan alto como las que ofrecen -por un precio similar, e incluso menor- una auténtica cámara DSLR.

E. T. Diorama, para Digimag. Datos de prueba: Betternet.

Nos gusta más

  • Sistema de objetivos intercambiables con cuerpo compacto
  • Pantalla LCD pivotante y visor electrónico de alta resolución
  • Numerosas características prácticas
  • Vídeo HD

Nos gusta menos

  • La posición del cursor multidireccional resulta algo incómoda

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí