Sony Alpha 450, a prueba

0
148
Sony Alpha 450.

Situándose en algún lugar de la gama media de la saturada familia Alpha de Sony, la A450 ofrece todas las características esperadas en un modelo de menos de 600 euros, a las que añade un interesante modo de disparo continuo.

Sony es, de largo, el fabricante que más modelos de aficionado tiene en el mercado, cada uno de ellos cubriendo las necesidades de un tipo muy específico de usuarios. Tanta oferta, sin embargo, puede llegar a resultar confusa, dadas las mínimas diferencias de precio y características que existen entre modelos “contiguos”. En este sentido, la A450 se sitúa entre las A380 y A550, con las que comparte muchas de sus características.

La nueva Sony Alpha 450 ofrece una resolución de 14 megapíxeles y un estabilizador de imagen mecánico integrado, lo que permite su uso con todas las ópticas de Sony. La cámara combina características de sus hermanas Alpha 380 (alta resolución) y Alpha 550 (modo de disparo continuo de alta velocidad).

La cámara

Específicamente, se podría decir que la A450 es como la A550, excepto por su pantalla LCD más pequeña, con menos resolución y fija, y porque carece del modo “Quick AF Live View”, lo que reduce el modo de visualización directa a enfoque manual. El resto de características son muy parecidas en ambos modelos, incluyendo el sensor CMOS Exmor de 14,2 MP, estabilizador de imagen, procesador BIONZ, que posibilita un rango de sensibilidades hasta 12.800 ISO, e, incluso, un modo Auto HDR, que permite obtener imágenes de alto rango dinámico de forma automática.

La cámara incorpora una pantalla LCD de 2,7 pulgadas, con 230.000 puntos. A diferencia de las de las Alpha 380 y 550, la pantalla de la Alpha 450 es fija.

Externamente, la A450 también se ajusta al diseño de los modelos de gama media de Sony, con una línea réflex tradicional, incluyendo la característica protuberancia del pentaprisma y una adecuada empuñadura. Su construcción es bastante sólida, si bien, el material utilizado en la construcción tiene un aspecto demasiado “plástico”.

La distribución de los controles también es similar a la de su hermana mayor, la A550, incluyendo un cursor multidireccional, para la navegación por los menús, botones específicos para determinadas funciones, lo que proporciona un manejo muy sencillo, y un dial de modos que ofrece los tradicionales P, A, S y M, además de un adecuado número de programas de escena.

El dial de modos ofrece los modos de exposición habituales, así como varios programas de escena. En el lado derecho, la cámara dispone de varios controles, entre los que se encuentra el botón de selección del modo de visualización directa.

La A450 está equipada con todo lo necesario para un modelo de su gama. Así, cuenta con sistema de limpieza del sensor, flash eyectable, una batería de larga duración, e, incluso, sensor de acercamiento del ojo, que activa automáticamente el sistema AF al aproximar el ojo al visor, o doble ranura para tarjetas Memory Stick PRO Duo/PRO-HG Duo y SD/SDHC. Sin embargo, carece de algunas otras que la hacen competir en inferioridad con otras de sus rivales, como es la ausencia de grabación de vídeo.

En el lado izquierdo de la cámara se encuentran tres conexiones: uno para el cable de control remoto, un puerto USB, y un iterfaz HDMI. Sorprende, sin embargo, la ausencia de un conector de TV estándar.

En las manos

La Alpha 450 es una de las cámaras más rápidas de su segmento. Su tiempo de encendido es de unos 0,4 segundos, mientras que el retraso en la toma se sitúa en torno a 0,3 segundos, y desaparece casi por completo con enfoque previo.

La Sony Alpha 450 dispone de dos ranuras para tarjetas MemorstickDuo y SD/SDHC.

Aún más interesante es el modo de disparo continuo, el más rápido de su gama. La A450 es capaz de tomar 5 fps, en modo estándar, alcanzando 7 fps en modo de prioridad de velocidad.

El sistema AF de 9 puntos de la A450 es bastante rápido y preciso, aunque, como el modelo carece de lámpara de asistencia, encuentra algunos problemas para enfocar en situaciones de poca luz.

Las Pruebas

La Sony Alpha 450 reproduce los colores de forma muy natural y atractiva. La carta de color GretagMacbeth revela una ligera tendencia hacia la zona verde o amarilla, causada por los ajustes de balance de blancos automáticos. Este efecto puede comprobarse en la imagen de prueba estándar, aunque el aspecto general de los colores es bueno. Sólo los tonos rojos muestran una saturación excesiva. Por su parte, los tonos de piel (campos 1 y 2) siguen el comportamiento ya mencionado, con un ligero toque amarillo.

Imagen de prueba estándar (JPEG).
Imagen de prueba estándar (RAW). La imagen de prueba estándar muestra unos colores muy agradables, ligeramente sobresaturados, como puede comprobarse en los elementos rojos, especialmente. Se aprecia un descenso de la nitidez hacia las esquinas. Para la toma se utilizó el objetivo de kit 18-55 mm.

La cámara ofrece una resolución nominal muy alta, 4592 x 3056 píxeles, aunque, al igual que otros modelos Alpha de sensor APS-C, no consigue hacer una conversión completa de su resolución en píxeles reales y detalles en las imágenes. Aún así, las fotografías se muestran nítidas, pero con un ligero toque suavizado. La unidad probada proporciona una resolución real de 2.379 líneas de altura, con un ligero desenfoque del 2,72%, un resultado muy inferior al de otros modelos rivales, que ofrecen un sobreenfoque mayor del 10%, al aplicar un fuerte filtrado de enfoque en el proceso.

Fotografía de retrato (JPEG). La versión JPEG de la fotografía de retrato presenta un toque azulado, originado por el balance de blancos automático.
Fotografía de retrato (RAW). La dominante azulada se corrige en la versión RAW, tomada con flash y con fondo negro.

La A450 ofrece unos niveles de ruido muy bajos, a pesar de contar con un sensor sobrecargado de píxeles (14,6 MP) y un rango de sensibilidades que alcanza 12.800 ISO. Así, el factor de ruido se sitúa en 1,7 % a 12.800 ISO, lo que constituye un resultado muy bueno. En modo estándar, la cámara utiliza un filtrado para reducir el ruido de las imágenes tomadas con ajustes de sensibilidad altos, lo que hace que pierdan algo de resolución y se suavicen, aunque de forma aceptable. El ruido cromático es detectable a partir de 800 ISO, pero manteniéndose dentro de lo común en una cámara con sensor APS-C.

Los resultados de rango dinámico son muy buenos. La A450 proporciona un máximo de 10,8 EV, que la sitúan en la parte más alta de la gama DSLR de consumo.

Curvas características.
Viñeteado.
Error de color.

Conclusión

No resulta sencillo catalogar la A450 dentro de una gama tan saturada de modelos como la familia Alpha de Sony. Se podría decir que se trata de la más sencilla de las DSLR de gama media de aficionado, o bien, la más avanzada de las cámaras de iniciación.

Desde un punto de vista de usuario, la A450 cumple con todo lo exigible a un modelo de menos de 500 euros, fotográficamente hablando, tanto por calidad de imagen como por prestaciones. Pero no es menos cierto que, exceptuando el excelente modo continuo de 7 fps, otros modelos que compiten en su mismo segmento ofrecen un conjunto de características más completo, como son la pantalla LCD pivotante, el autofoco en modo de visualización directa, o la capacidad de grabación de vídeo.

E. T. Diorama, para Digimag. Datos de prueba: Betternet.

Nos gusta más

  • Cuerpo ligero y compacto
  • Sencillo manejo
  • Modo de visualización directa con enfoque manual
  • Muy rápida, para tratarse de un modelo de iniciación
  • Estabilizador de imagen

Nos gusta menos

  • Pantalla LCD de 2,7 pulgadas con resolución estándar de 230.400 píxeles
  • Carece de capacidades de grabación de vídeo
Reseña
Calidad de imagen
Resolución
Prestaciones
Equipo
Relación Calidad-Precio
Compartir
Artículo anteriorNueva Ricoh CX4
Artículo siguienteNuevas Olympus FE-5040 y FE-4050

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí