Photokina 2010: Conclusiones tras la feria (y II)

0
862
Photokina 2010.
Photokina 2010.

Tendencias

Para lo que Photokina 2010 si ha resultado esclarecedora es para comprobar las tendencias que los fabricantes van a seguir en el futuro próximo.

En primer lugar, queda constatada la fusión entre el mundo de la fotografía y del vídeo. Prácticamente todas las cámaras digitales de última generación son capaces de grabar vídeo HD, mientras que cada vez más videocámaras permiten tomar fotografías. Además, siguiendo esta tendencia, los fabricantes de accesorios y componentes están desarrollando productos optimizados tanto para la toma de imágenes fijas como en movimiento. Este es el caso de las nuevas ópticas de Samyang, o los nuevos sensores desarrollados por Aptina, por ejemplo.

Otra corriente, que comenzó Fujifilm hace algún tiempo, pero que comienza a extenderse entre otros fabricantes es la pasión por las tres dimensiones, lo que depara un futuro apasionante. Así, la propia Fujifilm ha presentado su segunda generación de cámaras 3D, con la nueva FinePix Real 3D W3, a la que se han sumado otras novedades, como la capacidad estereoscópica de las Sony NEX, gracias su nuevo firmware, o la presentación de la óptica Panasonic Lumix G 12,5 mm F12, que permite tomar fotografías y videoclips en tres dimensiones con las cámaras CSC del sistema Micro Cuatro Tercios.

En el terreno de las compactas se aprecian dos movimientos muy interesantes. El primero, destinado al mercado de consumo, confirma el desarrollo de tecnologías destinadas a la automatización de los procesos, permitiendo que el usuario sólo tenga que preocuparse por encuadrar y disparar. Es habitual ya encontrar cámaras que ofrezcan tecnologías como modos automáticos inteligentes (Panasonic Lumix DMC-LX5), opciones de toma de alto rango dinámico HDR (Casio Exilim EX-ZR10), modos panorámicos avanzados (Fujifilm FinePix FX300EXR), selección automática de la mejor fotografía de una serie (Canon Ixus 1000 HS), etcétera. En el terreno de consumo también está tomando gran preponderancia el concepto de la globalización y las redes sociales, siendo cada vez mayores las opciones para compartir las fotografías y los vídeos en Youtube, Facebook, Twitter ó Tuenty, como sucede con los modelos EasyShare de Kodak.

Por otro lado, se observa un creciente interés de los fabricantes por desarrollar modelos compactos “exclusivos”, es decir que ofrecen diseños, características y precios orientados a un fotógrafo exigente, tanto aficionado avanzado como profesional. En esta línea, Photokina 2010 nos ha dejado “joyas” como la Fujifilm FinePix X100, una cámara de diseño “retro”, óptica de focal fija y controles analógicos; la Leica X1, esta vez en color negro; o el prototipo mostrado por Olympus con óptica Zuiko, cuyo lanzamiento se prevé para comienzos del año próximo.

Photokina 2010 también ha servido para comprobar el asentamiento de los sistemas CSC, en la forma de nuevas cámaras, como las Panasonic Lumix DMC-GH2 o Samsung NX100, el módulo Ricoh GXR A12 28 mm F2.5, así como ópticas, accesorios y kits especiales, como la nueva Olympus E-p2 Edición Limitada. Sin embargo, este segmento ha dejado un ligero sabor agridulce, ya que antes de la feria se daba casi por seguro el debut en este campo de Pentax, y se esperaban noticias, e incluso algún prototipo, por parte de Canon y Nikon. Pero, como cantaría Edith Piaf,  “rien de rien”. Aún así, son muchos los que ven en estos sistemas el futuro de la fotografía de aficionado.

Bastantes novedades, pero pocas sorpresas en el mundo DSLR. Cabe destacar, sin embargo, la tecnología de espejo semitransparente de la nueva gama SLT de Sony, y la impermeabilidad de los nuevos modelos Olympus E-5 y Pentax K-5, una característica que debería estar más extendida. No menos destacado ha sido la presentación de la Sigma SD1, una DSLR que incorpora un sensor Foveon X3 capaz de ofrecer 46 megapíxeles de resolución. En cuanto a los dos gigantes del mundo réflex, Canon y Nikon, se han “limitado” a actualizar algunos de sus modelos con las tecnologías más actuales –EOS 60D, y D7000 y D3100, respectivamente-, y a ampliar se gama de ópticas.

Y, por último, a nadie ha escapado la revitalización del medio formato, un segmento que en los últimos años parecía cada vez menos activo. A ello han contribuido las numerosas novedades, como las de Hasselblad o Leaf ya mencionadas, y los crecientes rumores del interés de compañías como Canon o Sony, en este segmento.

Conclusión

Photokina 2010 nos ha dejado unas sensaciones contrapuestas. Por un lado, la feria parece haberse sobrepuesto a la crisis, reinventándose a sí misma con un creciente número de actividades paralelas, siempre relacionadas con el mundo de la imagen. El número de asistentes también ha experimentado un crecimiento respecto al año anterior, indicando que el interés del público aumenta. Sin embargo, también se ha constatado, en términos generales, que las compañías han dedicado una menor inversión en el evento. ¿Será cosa sólo de la crisis?.

A nivel de novedades, la feria en sí ha sido menos activa que las semanas anteriores a su celebración. Son cada vez más las firmas que deciden presentar sus nuevos productos unos días antes, en lugar de reservarlos para el evento, buscando, quizá, un mayor protagonismo.

Pero lo más interesante de Photokina 2010 ha sido poder “jugar” con muchas de las novedades y analizar los movimientos que se observan respecto al futuro más próximo, como ya hemos comentado. Además, siempre resulta agradable saborear las salchichas de la estación de Colonia, ver su imponente catedral, y tomarse unas “kölsch” en los emblemáticos “Früh” o “Papa Joe’s”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí