Fujifilm FinePix HS10, a prueba

0
147
Fujifilm FinePix HS10.

Mientras que otros fabricantes centran sus esfuerzos en el nuevo segmento CSC o en las compactas de zoom medio, Fujifilm mantiene su apuesta por el segmento superzoom, en el que destaca la HS10, un modelo avanzado que ofrece un impresionante zoom 30x y todo un catálogo de características adicionales.

La Finepix HS10 ofrece un impresionante objetivo zoom 30x, equivalente a 24-720 mm. Incorpora un sensor CMOS retroiluminado de 10 megapíxeles, permite la grabación de vídeo Full HD, y dispone de un gran número de programas de escena.

El segmento superzoom ha sido tradicionalmente uno de los más activos del mercado. Desde hace un tiempo, sin embargo, los fabricantes parecen haber ralentizado su actividad en esta gama, reduciendo la oferta en su catálogo a uno o dos modelos. No es el caso de Fujifilm, que mostrando su apuesta por este segmento, cuenta con no menos de 9 modelos de gran rango focal. En lo más alto de esta gama se sitúa la FinePix HS10, un modelo que ofrece un impresionante objetivo zoom 30x, equivalente a 24-720 mm, estabilizador de imagen mecánico, 10,3 megapíxeles de resolución, pantalla LCD pivotante de 3,0’’, grabación de vídeo Full HD y una extensa lista de características.

La pantalla LCD de la cámara tiene un tamaño de 3 pulgadas, pero sólo ofrece una resolución estándar de 230.000 puntos. La resolución del visor electrónico es incluso menos -200.000 píxeles-. La HS10 ofrece un botón exclusivo para la grabación de vídeo, identificado con un punto rojo.

La cámara

La FinePix HS10 es comparable a una DSLR de iniciación en diseño, peso y tamaño, así como en la calidad de la construcción de su cuerpo.

También el sistema de controles es comparable al de una DSLR, con un buen número de botones dedicados a funciones específicas y la inclusión de dos diales, uno para seleccionar el modo de exposición y otro para definir los ajustes.

Los diales de modos y de ajustes, en la parte superior del cuerpo, presentan una ligera inclinación, que resulta muy cómoda para su manipulación.

En la parte trasera de la cámara se incluye una pantalla LCD articulada de 3 pulgadas. La pantalla puede inclinarse hacia arriba y hacia abajo, pero no ofrece movimiento horizontal. Lamentablemente, la resolución que ofrece, al igual que sucede con el visor electrónico situado sobre ella, no es nada impactante. El sistema de controles también es similar al de las DSLR, incluyendo un dial de modos que ofrece todas las opciones manuales, además de una buena colección de programas de escena.

El aspecto más destacable de la HS10, sin lugar a dudas, es su potente objetivo zoom 30x, que en su máxima extensión sobresale en gran medida del cuerpo. La óptica, además, dispone de un gran anillo para modificar el nivel de zoom, y de otro más discreto para ajustar el enfoque manual, ofreciendo, de nuevo, similitudes con los sistemas DSLR.

Un zoom tan extremo requiere mucho espacio en su máxima longitud focal. La HS10 ofrece un gran anillo para el ajuste manual de la distancia focal y otro, algo más discreto, para ajustar el enfoque manual.

La FinePix HS10 está repleta de características, entre las que se incluyen sus excelentes capacidades para la grabación de vídeo Full HD y de alta velocidad (cámara lenta), además de otras “utilidades”, como  los modos Panorama en Movimiento, que permite captar una vista panorámica en una sola toma, o Eliminación del Movimiento, modo en el que la cámara realiza 5 tomas consecutivas para fusionarlas en una sola, pero eliminando los elementos que se hayan desplazado en la escena.

En las manos

Las letras HS que figuran en el nombre de la cámara provienen de la expresión anglosajona “High Speed” (Alta Velocidad), por lo que cabría esperar una respuesta impresionante. Sin embargo, los números de la HS10 son algo discretos. El tiempo que necesita la cámara desde su encendido hasta la toma de la primera imagen es de más de 2 segundos. El retraso en la toma es de 0,8 segundos, necesitando un tiempo de 2,2 segundos entre tomas consecutivas. Incluso con enfoque previo, el retraso en la toma es sensiblemente superior al de otros modelos de características similares.

La pantalla LCD de la HS10 puede inclinarse hacia arriba y hacia abajo, pero no puede pivotar hacia los lados. Aunque resulta algo limitada, comparada con la movilidad de las pantallas de otros modelos, resulta de gran utilidad para encuadrar las escenas desde ángulos inusuales, como por ejemplo desde el suelo.

En modo de disparo continuo, sin embargo, la respuesta de la HS10 mejora respecto a sus competidoras, ofreciendo series de 7 JPEG ó 6 RAW a 10 fps.

El sistema AF es preciso y fiable, y funciona adecuadamente en situaciones de baja iluminación, gracias a la lámpara de asistencia. Sin embargo, no es particularmente rápido, necesitando cerca de 1 segundo para fijar el enfoque, incluso en las situaciones más favorables, e independientemente de la longitud focal utilizada. Sin duda, la respuesta general de la cámara se ve limitada por el comportamiento de sistema AF.

Las Pruebas

La FinePix HS10 ofrece imágenes con unos colores muy agradables, pero ligeramente subsaturados. Este efecto es poco común en la gama de cámaras de Fujifilm. El sistema de balance de blancos automático presenta, además, una leve tendencia a enfriar los colores, como queda de manifiesto en la carta de color GretagMacbeth, en la que todos los campos presentan un desplazamiento hacia la zona más azulada. A pesar de ello, los tonos de piel (campos 1 y 2) son casi perfectos, ya que el balance de blancos produce pocas variaciones en ellos. La fotografía de retrato muestra, además, un leve exceso de amarillo en los tonos rojos, como los de la camiseta de la modelo. Como casi todos los modelos de Fujifilm, la HS10 utiliza este truco para potenciar el brillo de los rojos. Este efecto, sin embargo, es menor en las imágenes tomadas con la HS10 que en las de otras cámaras FinePix.

Imagen de prueba estándar (JPEG).
Imagen de prueba estándar (RAW). La fotografía presenta un aspecto algo frío. El fuerte filtrado que hace la cámara para reducir el ruido de las tomas, se aprecia en el carácter suavizado de la fotografía.

La nitidez es buena, para una cámara de zoom tan extremo. La FinePix HS10 ofrece una resolución de 2.154 líneas de altura, lo que constituye una buena conversión de los 2.736 píxeles de su resolución nominal. Para obtener este resultado, la cámara aplica una potente máscara de enfoque. Debido a ello, las tomas reflejan un sobreenfoque del 15%, lo que resulta aceptable para una compacta.

La Fujifilm HS10 ofrece unas imágenes suaves, con un nivel de ruido muy bajo, incluso en los valores más altos de sensibilidad. Así, a 6.400 ISO, el índice de ruido es sólo de 0,74. La cámara utiliza un intenso filtrado para reducir la presencia de ruido, pero, dependiendo de la escena y del motivo de cada toma, algunas zonas de determinadas imágenes pueden aparecer muy planas y excesivamente suaves. Con todo ello, las fotografías tienen un buen aspecto cuando se imprimen en formatos estándar, como 10×15 ó 13×18 centímetros, por lo que parece que la cámara optimiza las tomas para ser impresas a estos tamaños.

Fotografía de retrato (JPEG).
Fotografía de retrato (RAW). La fotografía de retrato, tomada con los ajustes automáticos de la cámara, está algo subexpuesta, en torno a 1/3 EV. Aún así, muestra unos tonos de piel muy naturales y un alto nivel de detalle.

Por otro lado, el rango dinámico de las tomas no es tan amplio como el observado en otros modelos del fabricante japonés. La HS10 ofrece un máximo de 9,84 EV, lo que supone un resultado medio para una cámara compacta. El origen en la disminución del rango dinámico de las fotografías es, casi con toda seguridad, que la cámara incorpora un sensor estándar, en lugar del SuperCCD EXR empleado en otros modelos.

Curvas características.
Viñeteado.
Error de color.

Conclusión

La Fujifilm FinePix HS10 es como un catálogo de tecnologías, acumulando todas las características posibles en un solo modelo. Está bien construida, es muy cómoda de utilizar y ofrece toda la versatilidad que habitualmente queda reservada para las cámaras réflex. Muchas de sus características son realmente útiles, pero algunas otras resultan meros accesorios. La calidad de la óptica es buena y el rango focal, impresionante, pero la lentitud de su autofoco hace que la cámara no obtenga una calificación sobresaliente.

E. T. Diorama, para Digimag. Datos de prueba: Betternet.

Nos gusta más

  • Hasta la fecha, el mayor  rango focal del mercado, equivalente a 24-720 mm
  • Pantalla LCD pivotante
  • Cuerpo grande y robusto
  • Vídeo Full HD (1.920 x 1.080)

Nos gusta menos

  • La pantalla LCD sólo pivota hacia arriba o hacia abajo, pero no lo hace horizontalmente
  • Baja resolución de la pantalla y del visor electrónico
  • El filtrado anti ruido produce, en ocasiones, zonas excesivamente suavizadas

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí