Panasonic Lumix FZ100, a prueba

0
205
Panasonic Lumix FZ100.

Continuando su tradición en el segmento superzoom, Panasonic ha ampliado su oferta con la DMC-FZ100, una cámara que ofrece un zoom 24x, estabilizador de imagen y capacidades de grabación de vídeo Full HD.

A pesar de su decidida apuesta por las cámaras compactas de objetivos intercambiables, Panasonic no olvida uno de los segmentos que más éxitos le han dado, el superzoom, al frente del que se sitúa la nueva Lumix DMC-FZ100, ofreciendo un objetivo zoom 24x, equivalente a 25-600 mm, un sensor de 14 megapíxeles, estabilizador de imagen Power O.I.S. y grabación de vídeo Full HD, además de otras muchas características avanzadas.

La Panasonic Lumix FZ100 es una cámara compacta puente, que ofrece un objetivo zoom 24x, equivalente a 25-600 mm, 14 MP de resolución y grabación de vídeo AVCHD. La cámara incorpora, además, el reconocido sistema de estabilización de imagen Power O.I.S, así como ajustes automáticos y un completo catálogo de programas de escena, para ayudar al usuario principiante.

La cámara/h3>

La FZ100 mantiene el aspecto similar al de las DSLR característico del segmento superzoom, incluyendo una empuñadura de buen tamaño. El tamaño de la cámara es algo mayor que el de otros modelos de su gama, debido principalmente a las características de la pantalla LCD, de 3 pulgadas y completamente articulada.

La calidad de construcción de la FZ100 es excelente, con un cuerpo robusto y controles situados adecuadamente para facilitar su manejo. La cámara ofrece un interfaz de usuario que combina elementos característicos de las cámaras DSLR, con otros típicos de las compactas. Así, dispone de un dial de modos que incluye una gama completa de opciones manuales y automáticas, y una rueda de ajustes de exposición, como sucede en las cámaras réflex, junto al cursor multidireccional, típico de las compactas, por ejemplo.

La cámara ofrece una pantalla LCD de 3’’, con 460.000 puntos y formato panorámico. Para la navegación por los menús y ajuste de ciertos parámetros, dispone de un cursor multidireccional. También cuenta con un dial que permite seleccionar la abertura o la velocidad.

Además del objetivo zoom 24x y la pantalla LCD articulada, la cámara incorpora un nuevo sensor MOS de 14,1 megapíxeles, que ofrece una resolución máxima de 4.320 x .3240 píxeles, junto con el nuevo procesador Venus Engine FHD, de Panasonic. Esta “sociedad” proporciona una respuesta más rápida que cualquier otro modelo de su familia, como la Lumix FZ45, por ejemplo. La FZ100 también incluye la nueva tecnología de Resolución Inteligente, capaz de enfocar las líneas de contraste y mejorar el detalle, cuando se utiliza el zoom digital. Esta característica puede utilizarse tanto en fotografía como en vídeo, extendiendo el rango de zoom hasta 32x, con una mínima pérdida de calidad.

La FZ100 ofrece muchas opciones manuales, incluyendo un total control tonal con una serie de preajustes, cada uno de los cuales permiten modificar la saturación, contraste, nitidez y reducción de ruido. Los modos de exposición incluyen los modos P, A, S y M, con un  rango de velocidades seleccionables de 1/2000 a 60 segundos, y tres pasos de abertura, con una abertura mínima de F8.0.

En la parte superior del cuerpo, la FZ100 dispone de un dial de modos, en el que se ofrecen los modos de exposición estándar (P, A, S y M), los programas de escena, un modo personalizable y el acceso a la grabación de vídeo. Una vez seleccionado este último, la grabación comienza al pulsar un botón específico, identificado con un círculo rojo.

Junto a las opciones manuales, la cámara ofrece una completa gama de automatismos, destacando una interminable lista de programas de escena, muchos de ellos subdivididos a su vez. Así, por ejemplo, el programa “Deporte” incluye los subajustes “Interior”, “Exterior” y “Creativo”. Además, la FZ100 dispone del modo iAuto, habitual e los modelos de Panasonic, capaz de seleccionar automáticamente el programa que más se ajusta a una escena determinada.

Las características de la FZ100 se completan con un modo de vídeo Full HD, que dispone de un botón exclusivo para iniciar la grabación, y que ofrece películas con resolución de 1.920 x 1.080,  50 fps, sonido estéreo y zoom operativo durante la grabación.

Al igual que los sistemas DSLR, la FZ100 ofrece un pequeño selector para cambiar de enfoque manual a autofoco. La cámara dispone de conexiones USB y HDMI, situadas en el lado izquierdo del cuerpo.

En las manos

A pesar que la FZ100 incorpora un nuevo procesador más rápido, su encendido continúa siendo algo lento, necesitando aproximadamente 3,5 segundos hasta tomar la primera foto. En modo de disparo sencillo y formato JPEG, la cámara ofrece una cadencia de un disparo cada 0,8 segundos, mientras que en formato RAW+JPEG el tiempo entre tomas se eleva a 1 segundo, lo que supone un comportamiento excelente para una cámara de sus características.

En modo de disparo continuo, la FZ100 es capaz de realizar 11 fps a máxima resolución, si bien, con un máximo de 15 tomas y enfocando únicamente en la primera. La buena noticia es que esta característica se consigue tanto en formato JPEG como en JPEG+RAW. Además, la cámara ofrece otras opciones de disparo continuo de alta velocidad, como 40 fps, a un tamaño de 5 megapíxeles, y 60 fps, a 2,5 MP; así como grabación de vídeo de alta velocidad de 220 fps en tamaño QVGA.

La pantalla pivotante ofrece movilidad horizontal y verticalmente, lo que permite el encuadre de las tomas y la visualización de los menús desde ángulos inusuales, facilitando la toma de imágenes desde perspectivas poco corrientes.

El sistema AF de la FZ100 es muy rápido y seguro, tanto a plena luz del día como en situaciones de luz más débil, e, incluso, en la más absoluta oscuridad, gracias a su potente lámpara de asistencia.

Pero, tantas prestaciones tienen su precio en forma de consumo. Si a ello se suma que Panasonic ha equipado la cámara con una batería de iones de litio de sólo 895 mAh, nos encontramos ante uno de los “peros” del modelo: la poca duración de la batería.

Las Pruebas

En modo estándar, la FZ100 ofrece colores ligeramente subsaturados. Además, el balance de blancos muestra una tendencia hacia los tonos verdes y azulados. A pesar de todo ello, el error de color se sitúa a un nivel muy bajo, con la excepción, precisamente, de los colores verdes y azules (campos 4, 16 y 18), que muestran una variación más acentuada.

Imagen de prueba estándar (JPEG).
Imagen de prueba estándar (RAW). La FZ100 reproduce la imagen de forma muy suave y con poco contraste. A 100 ISO ya se aprecia la presencia de ruido. El balance de blancos automático produce una ligera dominante amarillenta.

Los tonos de piel, por su parte, se reproducen con mucha exactitud, lo que implica que tengan un aspecto menos saturado que el de las imágenes tomadas con la gran mayoría de las compactas. Con todo ello, la Lumix FZ100 es capaz de reproducir tonos de piel con un aspecto natural, como puede comprobarse en la fotografía de retrato tomada en formato RAW, iluminación de estudio y balance de blancos manual.

Fotografía de retrato (JPEG).
Fotografía de retrato con flash (RAW). La fotografía de retrato muestra el mismo toque amarillento que la imagen de prueba estándar. A pesar de ello, los tonos de piel y la gama de rojos son muy buenos, con un aspecto muy natural.

La resolución de la cámara no supera los resultados medios de un modelo superzoom. Con un reducido sobreenfoque en el procesado (0,39 %), la FZ100 reproduce la carta de prueba con 2.488 líneas de altura, mientras que su resolución nominal es de 3.240 píxeles de altura. Existen dos razones para explicar este decepcionante resultado: la primera es que la óptica causa algunas aberraciones cromáticas que difuminan las líneas de contraste; mientras que la segunda es el intenso filtrado anti ruido, que suaviza aún más las tomas.

Pero, a pesar de aplicar un intenso filtrado, la FZ100 ofrece unos niveles de ruido muy elevados en todas las sensibilidades. Así, ya a 100 ISO, el índice de ruido alcanza un valor de 1,13. Debido a ello, las fotografías tomadas con la cámara a partir de 200 ISO tienen un aspecto ligeramente “impresionista”. Este efecto se mantiene cuando se utiliza el modo RAW, donde la presencia de ruido cromático es más que evidente.

Curvas características.
Viñeteado.
Error de color.

Conclusión

La Panasonic Lumix DMC-FZ100 cumple con todos los requisitos para convertirse en uno de los modelos superzoom míticos, con una construcción excelente, manejo cómodo y sencillo, respuesta rápida y una gama de características capaces de satisfacer todo tipo de necesidades, incluyendo prácticamente todas las opciones fotográficas imaginables, así como la grabación de vídeo Full HD. Lamentablemente, la calidad de imagen ofrecida se sitúa muy por debajo de lo esperado, especialmente en lo concerniente a resolución y ruido, lo que hace que la cámara no cumpla con su principal función: tomar imágenes de calidad.

E. T. Diorama, para Digimag. Datos de prueba: Betternet.

Nos gusta más

  • Pantalla LCD pivotante de alta resolución
  • Muchas opciones manuales, incluyendo los modos P, A, S y M
  • Zapata para flashes externos
  • Vídeo Full HD video en formato AVCHD y sonido estéreo

Nos gusta menos

  • Visor electrónico con sólo 201.600 puntos de resolución
  • Imágenes con menor resolución de la esperada en un modelo de 14 MP
  • Excesiva presencia de ruido, incluso en las sensibilidades más bajas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí