¿El ocaso réflex?

0
262
Recorrido de la luz dentro de una cámara réflex. @Sony.
Recorrido de la luz dentro de una cámara réflex. @Sony.

Como dice un amigo -puro castizo-, a las cámaras réflex “actuales” les queda un par de telediarios nada más…. ¿En qué basa la sentencia?…. Sencillamente, en que no hay quien pare la vorágine tecnológica que nos viene asediando desde los tiempos en que Edison, el Thomas Alba, “dio con la luz”, pongamos por caso.

En fotografía -que es donde nos movemos-, la electrónica, en intima relación con el universo digital, revoluciona día a día cuanto toca, cuasi cuasi se diría que en un “exterminio étnico” a semejanza y modo del empleado por el “zumbao” del Custer al frente de su Séptimo de Caballería… -si bien Toro Sentado le dio a éste “pal’pelo” en Little Big Horn, según nos cuentan (hasta el hartazgo) los “peliculeros” americanos-…; pero, esa es otra historia.

En ese “exterminio étnico”, los soportes digitales dieron al traste con sus homónimos químicos, gestionando en consecuencia unas largas vacaciones al tradicional rollo de película, que, para más inri, a no tardar pudieran ser definitivamente eternas, y, por añadidura, a sus fabricantes.

Por ende, no es menos cierto que la situación ha originado que los costosos equipos tradicionales de película –analógicos, gusta decirse- quedasen obsoletos y devaluados hasta límites sonrojantes.

Y los avances tecnológicos no cesan. Desde hace tiempo se viene atisbando un nuevo cisma en torno a las cámaras fotográficas “avanzadas”. Es más…, ya cabalga a pezuña galopante un nuevo “Atila” tecnológico, bajo la forma de las cámaras de sistema compacto (CSC). Y todos los expertos coinciden en este sentido, que el fin de la era réflex llegará el mismo día que aparezca la primera CSC profesional.

Mon Dieu!,?, que diría un gabacho, “a’nde” vamos a llegar.

Recorrido de la luz dentro de una cámara réflex en el momento de disparo. @Sony.
Recorrido de la luz dentro de una cámara réflex en el momento de disparo. @Sony.

Pero esta visión no es compartida, al menos en apariencia, por todos los fabricantes de cámaras. Así, los principales protagonistas del mundo DSLRCanon y Nikon-, parecen no querer ver al lobo -al menos de puertas hacia afuera-, quizá por miedo a matar la gallina de los huevos de oro antes que éste -el lobo- se la coma.

Caso distinto, aunque no menos sorprendente, es el de Sony, que, además de subirse al carro CSC con su gama NEX, ha desarrollado una novedosa tecnología de espejo fijo traslúcido, que podría ser el “clavo ardiendo” de los sistemas DSLR.

Bien es cierto que, como somos así…, técnicamente y a bote pronto se le podría poner alguna que otra pega al rompedor concepto de espejo fijo traslúcido, como, por ejemplo, que de tal guisa la luz llegará al sensor inevitablemente en menor cantidad tras su paso por un elemento físico como es el espejo, por muy traslúcido que sea. Al respecto, los técnicos aseguran que, siendo verdad -puesto que de hecho al sensor llega sólo un 70% de luz, desviándose el otro 30% hacía el visor-, la novedosa tecnología amplía los niveles de sensibilidad pertinentes, compensando y adecuando la recepción correcta de luz tanto en el visor como en el sensor de la cámara…. Y así será, si así lo aseguran. Cierto es que no pudimos poner la menor pega a los resultados observados durante la presentación del producto.

Mas, y en todo caso, esta revolucionaria tecnología apenas acaba de nacer y es lógico pensar que estará sujeta a un buen número de futuras modificaciones y mejoras –como así lo corrobora el modelo recientemente presentado, Alpha SLT A35, tercero de la gama “traslúcida”, tenido en la mano por Digimag– pero que, y es lo que nos ocupa, más pronto que tarde pudiera mandar a las DSLR “tradicionales” -¡qué cosas!- al paro… -por si hay poca gente inane-, o directamente a la jubilación, sin escalas.

Recorrido de la luz dentro de una cámara con espejo traslúcido. @Sony.
Recorrido de la luz dentro de una cámara con espejo traslúcido. @Sony.

Conclusión. Ante la “lógica pujanza” y ventajas de las primeras cámaras con espejo fijo traslúcido –en las que no vamos a entrar ahora por extensas y fáciles de suponer-, unido a la ductilidad de otros sistemas, como el Micro Cuatro Tercios, póngase por caso, no resulta descabellado vaticinar un negro futuro a las cámaras actuales –compactas y no- y muy especialmente a las DSLR “tradicionales” -¡qué cosas II!-, por aquello del temor a quedarse más obsoletas y devaluados que los ZR -zapateros remendones- en tiempos de bonanza, época -¿recuerdan?- en la que en lugar de arreglar los zapatos, se tiraban directamente a la basura.

Bien es cierto que por estos días de crisis los remendones vuelven a estar en el candelero. ¡Qué remedio, si no hay un duro!, dirá más de uno… ¡¡¡Para algunos!!!…, oímos por lontananza.

J. Alcocer.

Volver a la página principal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí