Sony SLT-A77, a prueba

2
135
Sony SLT-A77.
Sony SLT-A77.

Situándose como buque insignia de la gama SLT con sensor APS-C de Sony, la A77 ofrece 24,3 megapíxeles, disparo continuo de 12 fps, y todas las características que puedan desear los fotógrafos avanzados.

La Sony SLT-A77 es el buque insignia de la gama DSLR con sensor APS-C de Sony. Ofrece una resolución de 24 megapíxeles y un sistema AF muy rápido, además de otras características. Además, es capaz de realizar hasta 12 fps a máxima resolución, y de grabar vídeo Full HD.
La Sony SLT-A77 es el buque insignia de la gama DSLR con sensor APS-C de Sony. Ofrece una resolución de 24 megapíxeles y un sistema AF muy rápido, además de otras características. Además, es capaz de realizar hasta 12 fps a máxima resolución, y de grabar vídeo Full HD.

La gama SLT de Sony parece afianzarse como alternativa al creciente empuje de los modelos CSC. Su tecnología de espejo fijo translúcido permite utilizar un sistema AF de detección de fase, que se muestra mucho más eficiente que el de contraste de las cámaras sin espejo. Como fiel exponente de la gama, la A77 ofrece todo lo que un fotógrafo avanzado puede necesitar, incluyendo una pantalla orientable, una respuesta muy rápida y un manejo sencillo e intuitivo.

La cámara

Al estar orientada principalmente al fotógrafo entusiasta y semiprofesional, no es sorprendente que la Sony A77 presente una construcción de alta calidad. El cuerpo está fabricado en aleación de magnesio, recubierto de material plástico muy resistente. Con estas características, la cámara ofrece un aspecto muy sólido y resistente. A ello contribuye, además, que dispone de numerosos elementos de sellado en todos los controles, lo que facilita su uso en circustancias poco recomendables para otros modelos.

La cámara incorpora una pantalla LCD articulada de 3 pulgadas, con una resolución de 921.600 puntos RGB, que supone un gran apoyo al luminoso y brillante visor electrónico.
La cámara incorpora una pantalla LCD articulada de 3 pulgadas, con una resolución de 921.600 puntos RGB, que supone un gran apoyo al luminoso y brillante visor electrónico.

Como modelo avanzado, la A77 dispone de numerosos botones y elementos de control convenientemente repartidos por la parte superior y trasera de su cuerpo. Así, muchas de las funciones y ajustes disponen de un botón específico, como la sensibilidad ISO o la compensación de la exposición. Además, la A77 cuenta en su parte trasera con un botón Fn que despliega un menú rápido que incluye una selección de opciones de toma, como Area AF, ajustes de detección de caras, estilos creativos y efectos.

También en la parte trasera del cuerpo, como es obligado, se sitúa la pantalla LCD, con un tamaño de 3 pulgadas y alta resolución. Lo que es aún más interesante es que la pantalla es articulada, pudiendo ser orientada casi en cualquier ángulo, tanto horizontal como verticalmente. Además de la pantalla, la A77 incorpora un visor electrónico con la mayor resolución hasta la fecha, 2,36 millones de puntos, ofreciendo una excelente visualización de las escenas.

La A77 incluye un dial, en el que se ofrecen los modos de exposición habituales, además de otros especiales, como panorámico, 3D o disparo continuo de 12 fps.
La A77 incluye un dial, en el que se ofrecen los modos de exposición habituales, además de otros especiales, como panorámico, 3D o disparo continuo de 12 fps.

En la parte superior, la A77 incluye un dial de modos, que, además de los tradicionales P, A, S y M, ofrece otros modos especiales, como escenas, panorámico, 3D y ráfagas de 12 fps. También en la parte superior, aunque en el lado derecho, la cámara cuenta con una pantalla LCD de estado, que ofrece las principales informaciones de toma. La A77 también cuenta con un flash eyectable y zapata para unidades externas.

Los elementos internos de la cámara no son menos interesantes. Su sensor de 24,3 megapíxeles incorpora la tecnología de estabilización SteadyShot, lo que permite disfrutar de esta característica con cualquier óptica. Además, para manejar el considerable tamaño de los archivos de imagen, la A77 cuenta con un procesador BIONZ completamente revisado.

La A77 ofrece un buen número de conexiones, como HDMI, micrófono, control remoto, entre otros.
La A77 ofrece un buen número de conexiones, como HDMI, micrófono, control remoto, entre otros.

Otras características de la cámara incluyen sistema AF de 19 puntos, con 11 de ellos de tipo cruz; sistema de medición de 19 zonas y capacidades de grabación de vídeo. Para esto último, la A77 incorpora un disparador exclusivo, y permite una amplia gama de opciones de grabación, desde Full HD 1080/50p en formato AVCHD hasta vídeo 1440 x 1080 ó VGA, en formato MP4. La cámara posibilita el uso de ajustes manuales durante la grabación de vídeo. El sonido se graba en estéreo a través de un doble micrófono situado por encima del flash, aunque puede mejorarse aún más utilizando un micrófono externo conectado al jack incorporado. 

En las manos

En términos generales, la A77 es una cámara muy rápida. Aunque el encendido es algo más lento que el de la mayoría de las cámaras de su gama, la cámara responde de una forma impresionante en los demás aspectos. El retraso en la toma es prácticamente inexistente, mientras que el sistema autofoco de detección de fase es capaz de enfocar de forma instantánea, incluso en situaciones de iluminación baja.

La pantalla LCD articulada puede orientarse en cualquier posición, tanto horizontal como verticalmente, lo que facilita el encuadre desde ángulos diferentes.
La pantalla LCD articulada puede orientarse en cualquier posición, tanto horizontal como verticalmente, lo que facilita el encuadre desde ángulos diferentes.

En modo de disparo continuo, la A77 es capaz de realizar 12 tomas por segundo, a máxima resolución. El buffer de la cámara es lo suficientemente efectivo para procesar unas imágenes de tamaño tan grande. Lamentablemente, esta velocidad de disparo sólo es posible en modo completamente automático. Si se quiere tener un control más creativo de las tomas, la velocidad de disparo desciende hasta un máximo de 10 fps, lo que tampoco está mal.

Las Pruebas

El balance de blancos automático de la A77 tiende a desplazar los colores hacia la zona amarilla y verde. Aunque esta tendencia aparece de forma muy tenue en la carta de color, es bastante evidente en las imágenes de prueba, especialmente en la fotografía de retrato. Este efecto se ve intensificado por unos ajustes de exposición muy conservadores, obtenidos en modo P con detección de rostros activada por defecto.

Imagen de prueba estándar (JPEG).
Imagen de prueba estándar (JPEG).
Imagen de prueba estándar (RAW). La Sony A77 reproduce la imagen de prueba estándar con una muy buena diferenciación de las tonalidades rojas, a pesar de que presentan un ligero exceso de amarillo. El sistema de exposición automático es algo conservador, lo que causa una subexposición de las tomas.
Imagen de prueba estándar (RAW). La Sony A77 reproduce la imagen de prueba estándar con una muy buena diferenciación de las tonalidades rojas, a pesar de que presentan un ligero exceso de amarillo. El sistema de exposición automático es algo conservador, lo que causa una subexposición de las tomas.

La carta GretagMacbeth se reproduce con una saturación casi perfecta (101,6 %), lo que supone un excelente resultado, incluso para los modelos profesionales. Los errores de color son mínimos. Sólo los tonos rojos se ven potenciados con una mayor aportación de amarillo, algo habitual en las imágenes tomadas con cualquier cámara de Sony. La reproducción de los tonos de piel es muy buena, pudiéndose conseguir unas tonalidades casi perfectas al convertir la versión RAW de la imagen.

Imagen tomada con luz ambiente. Para la toma se utilizó el objetivo del kit 18-55 mm. Con esta óptica, la nitidez de las tomas es algo más baja que cuando se utiliza un objetivo de mayor calidad, como el 16-50 mm empleado para las demás pruebas.
Imagen tomada con luz ambiente. Para la toma se utilizó el objetivo del kit 18-55 mm. Con esta óptica, la nitidez de las tomas es algo más baja que cuando se utiliza un objetivo de mayor calidad, como el 16-50 mm empleado para las demás pruebas.

La resolución ofrecida por la A77 es algo decepcionante. Las imágenes revelan un máximo de sólo 3.043 líneas de altura, cuando la resolución nominal de la cámara es de 4.000 píxeles. A pesar de ello, las fotografías muestran un buen nivel de detalle, como se puede comprobar en los ejemplos. Así, la textura de los cabellos de la modelo no presenta ningún tipo de moiré, y la diferenciación de las distintas variedades de rojo es clara. Las pruebas realizadas con el nuevo objetivo 16-50mm F2,8 ofrecen un mejor comportamiento, alcanzando las 3.500 líneas con un filtrado más agresivo y en formato RAW.

Fotografía de retrato (JPEG).
Fotografía de retrato (JPEG).
Fotografía de retrato (RAW). La A77 muestra un excelente comportamiento en la reproducción de los detalles más finos, como la textura del cabello de la modelo, por ejemplo. Prácticamente no se aprecia la presencia de moiré.
Fotografía de retrato (RAW). La A77 muestra un excelente comportamiento en la reproducción de los detalles más finos, como la textura del cabello de la modelo, por ejemplo. Prácticamente no se aprecia la presencia de moiré.

En cuanto al ruido, la A77 presenta un mejor comportamiento. Las imágenes tomadas hasta 1.600 ISO contienen un factor de ruido inferior a 1,0; pero, incluso a una sensibilidad tan extrema como 12.800 ISO, el índice de ruido se mantiene por debajo de 2,0, un excelente resultado para una cámara con sensor APS-C. El ruido cromático también es muy bajo. A 6.400 ISO es aún aceptable, mientras que a 12.800 ISO, el intenso filtrado hace que las imágenes tengan ya un aspecto “impresionista”.

El rango dinámico que ofrece la A77 también es muy bueno. Las fotografías presentan un máximo de 11,6 EV, hasta 800 ISO. Entre 1.600 y 6.400 ISO, el rango dinámico se sitúa muy próximo a 10 EV. A partir de ahí sufre un descenso hasta situarse entre 7 y 8 EV.

Curvas características.
Curvas características.
Viñeteado.
Viñeteado.
Error de color.
Error de color.

Conclusión

La Sony Alpha A77 es una excelente representante del sistema de espejo fijo translúcido de Sony. Como buque insignia de la gama ofrece unas especificaciones muy completas, lo que la convierte en un modelo muy flexible, capaz de ajustarse tanto a las necesidades de los aficionados avanzados como de los profesionales. De todo ello cabe destacar su extrema velocidad, capaz de enfocar de forma instantánea y de realizar ráfagas a 12 fps, un aspecto que entusiasmará a los usuarios que realizan a menudo fotografías de acciones rápidas.

Quizá, el único punto negativo que encontramos es que la resolución ofrecida no se ajusta a las especificaciones del sensor. Pero, con un sensor de 24,3 MP, la pérdida de nitidez no es tan problemática como en otros modelos de resoluciones menores.

E. T. Diorama, para Digimag. Datos de prueba: Betternet.

Nos gusta más

  • Cámara muy rápida con disparo continuo de 12 fps
  • Rápido AF
  • Cuerpo robusto y resistente
  • Buenas capacidades de vídeo
  • LCD pivotante y visor de gran resolución

Nos gusta menos

  • La velocidad máxima de disparo continuo sólo es posible con ajuste de exposición automáticos
  • La resolución de la cámara es algo decepcionante

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí