Tomando fotos en el agua

2
187
Hierro. @Víctor Tabernero.
Hierro. @Víctor Tabernero.

Cámaras, bolsas, carcasas y otros accesorios para tomar fotos en la piscina, en la playa y dentro del agua.

Una de las principales actividades veraniegas, si es que se puede llamar actividad, consiste en permanecer tumbado en la piscina o en la arena de la playa durante horas. Pero estos momentos también resultan perfectos para poner a prueba la creatividad fotográfica, siempre que se cuente con los accesorios necesarios para proteger la cámara. Eso sí, nuestra relación con el agua marcará nuestras necesidades: cuanto mayor sea ésta, se deberán utilizar accesorios más específicos. Sí; también más costosos.

Hierro. ©Víctor Tabernero.
Hierro. ©Víctor Tabernero.

Existen muchas opciones para tomar fotografías en la piscina, la playa o dentro del agua sin riesgo de que la cámara se vea dañada; desde cámaras compactas protegidas con una simple bolsa de plástico, hasta avanzados equipos de cámaras DSLR con carcasas de aluminio, capaces de soportar la presión a decenas de metros de profundidad. Tanto si se dispara desde la arena o en las profundidades marinas, disponer del equipo adecuado proporcionará una experiencia fotográfica más exitosa y placentera.

Chapoteando en el agua

Para fotografías en la playa o en la piscina, sólo necesitaremos proteger nuestra cámara de las salpicaduras de agua y de la arena. Para ello existen diferentes opciones. Por supuesto que una solución casera sería utilizar una simple bolsa de plástico ajustada con gomas, pero nuestra recomendación es utilizar opciones más seguras. Aquapac ofrece en su catálogo una gama de bolsas impermeables, que permiten operar todos los controles de la cámara a través de su superficie. El objetivo está protegido dentro de un tubo rígido fabricado en plástico de calidad óptica. Estas bolsas permiten incluso tomar fotografías dentro del agua, hasta 5 metros de profundidad. Aquapac cuenta con diferentes modelos para cámaras compactas, CSC y réflex. El precio de éstas últimas ronda los 120 euros.

Bolsa impermeable Aquapac.
Bolsa impermeable Aquapac.

Ewa-Marine ofrece otra sencilla solución para utilizar la cámara en ambientes acuáticos, en la forma de bolsas de PVC adaptadas a modelos compactos, sin espejo, réflex e incluso equipos de vídeo, equipados con una unidad de flash externo. Estas bolsas permiten un acceso total a los controles de la cámara a través de la superficie de PVC, o bien, mediante ranuras para los dedos. Para tomar fotografías en la orilla o en aguas poco profundas, el modelo U-BF100 es más que suficiente para poder utilizar una cámara réflex profesional con un flash acoplado, hasta 10 metros de profundidad. Su precio: unos 370 euros.

Ewa-Marine UBXP100.
Ewa-Marine UBXP100.

Bajo la superficie

La mejor opción para inmortalizar momentos mientras se nada o se hace snorkel, sin lugar a dudas, es una cámara compacta resistente. Los últimos modelos de Olympus, Panasonic y Pentax están diseñados para ser utilizados en ambientes de aventura, incluyendo aquéllos en los que está presente el agua. Todos ellos ofrecen objetivos zoom con extremo focal angular, soportan “malos tratos” y ofrecen atractivas opciones de toma.

Olympus TG-820.
Olympus TG-820.

La Olympus TG-820 es una cámara que puede sumergirse hasta 10 metros, ofrece 34 modos de toma y está equipada con estabilizador de imagen, tanto para fotografía como para vídeo. Su pantalla LCD de 3 pulgadas ofrece una visualización de las escenas muy nítida y luminosa, gracias a sus 1.030.000 puntos de resolución, además de incluir un laminado antirreflejos resistente a los arañazos. Por 299,99 euros, la Olympus TG-820 cuenta, además, con un modo HDR que mejora los resultados de las fotografías tomadas bajo condiciones de máxima luminosidad, como una playa de arena blanca.

Panasonic Lumix FT4.
Panasonic Lumix FT4.

Para quien quiera llegar un poco más profundo, la Panasonic Lumix FT4 es operativa hasta 12 metros de profundidad. Además de un modo de disparo manual que proporciona un control total sobre la abertura y la velocidad, la cámara ofrece un modo de toma secuencial y un flash LED que se activa automáticamente cuando la luz ambiente disminuye. El precio de la Lumix FT4 es de 399 euros.

Pentax Optio WS-2.
Pentax Optio WS-2.

Con las mismas capacidades de profundidad que la FT4, la Pentax Optio WG-2 GPS incluye un sensor de 16 megapíxeles, superior a los 12 megapíxeles de los modelos de Olympus y Panasonic, una pantalla LCD de 3 pulgadas con 460.000 puntos y grabación de vídeo Full HD 1080p a 30 fps. Entre las características de la WP-2 destacan sus 6 lámparas LED, dispuestas en torno al objetivo, que se activan al utilizar el modo Microscópio Digital, y su sistema GPS. El precio de la Pentax Optio WP-2 GPS se sitúa alrededor de los 350 euros.

©Víctor Tabernero..
©Víctor Tabernero..

Tu compacta también vale

Si tienes una cámara compacta y quieres hacer fotos debajo del agua, no te preocupes. Canon, Olympus y Sony disponen de carcasas para muchos de sus modelos. Fabricadas generalmente con policarbonato, estas carcasas son sumergibles hasta unos 40 metros, ofreciendo acceso a las funciones más básicas de la cámara. Para los usuarios de las Nikon CoolPix, Fantasea ofrece carcasas para muchos de estos modelos, capaces de alcanzar profundidades hasta 60 metros.

Cámara Nikon CoolPix con carcasa.
Cámara Nikon CoolPix con carcasa.

Para añadir algo de luz puedes utilizar el propio flash de la cámara, o bien adquirir una unidad externa para compactas, como el YS-01 de Sea&Sea. El YS-01 tiene un tiempo de recarga de unos 2 segundos y se alimenta con baterías de hidruro metálico de níquel, que facilitan el disparo continuo. Una alternativa más interesante es utilizar una fuente de luz continua, como la gama Sola Dive de Light & Motion. La principal ventaja de este tipo de lámparas es que permiten visualizar lo que realmente va a captar la cámara. Lo más negativo es que no ofrecen tanta potencia como las unidades de flash convencionales. La variedad de precios de las distintas opciones de iluminación varía de unos 300 euros hasta unos 700 euros.

Víctor Tabernero.
Víctor Tabernero.

En lo más profundo

Para buceadores experimentados, casi la única opción es adquirir una carcasa específica para su cámara. Estas carcasas disponen de controles externos adaptados a cada uno de los elementos de función de la cámara, y pueden sumergirse hasta varias decenas de metros. Además, están equipadas con terminales sincro para acoplar sistemas de flashes submarinos.

Víctor Tabernero.
Víctor Tabernero.

Aquatica fabrica carcasas de aluminio para determinados modelos de Canon, Nikon y Sony. Sus principales características incluyen resistencia hasta más de 100 metros de profundidad, acceso a todos los controles de la cámara, así como un diseño ergonómico y un manejo sencillo. Un sistema de palancas interno permite trabajar con el flash de la cámara o con la luz ambiente. Otra útil característica que ofrecen estas carcasas es la opción de incluir el Aqua View Finder, un visor que permite encuadar y ajustar el enfoque con precisión. El precio de los distintos modelos de carcasas de aluminio Aquatica ronda los 2.900 euros.

Aquatica D7000.
Aquatica D7000.

Sea&Sea también ofrece carcasas para cámaras DSLR de Canon y Nikon. Cada modelo de su serie MDX está fabricado en aluminio anodizado, para evitar la corrosión. Estas carcasas son muy compactas, ligeras y ofrecen un manejo sencillo y cómodo, incluyendo un dial principal y control de la abertura y la velocidad desde la propia empuñadura. Además, incluyen un sensor que detecta la más mínima filtración de agua.Las carcasas de aluminio Sea&Sea pueden adquirirse desde unos 2.900 euros, según el modelo.

Sea&Sea Mark III.
Sea&Sea Mark III.

Otra opción avanzada, aunque considerablemente más económica, es la que ofrece la compañía Ikelite, con sus carcasas de policarbonato sumergibles hasta 60 metros. Al no contener elementos metálicos, estas carcasas están libres de corrosión, y se ajustan a la forma de la cámara específica, con controles para casi todas las funciones. La carcasa Ikelite para la Canon EOS 5D Mark III incluye conexión por cable para flashes submarinos, con medición eTTL2. Cuando se utilizan los Ikelite DS Substrobes, puede ajustarse la exposición mediante dos botones situados en la parte trasera de la carcasa. Los ajustes están claramente identificados, al estar iluminados por lámparas LED. El precio de la carcasa Ikelite para la Canon EOS 5D Mark III se sitúa en torno a los 1.500 euros.

Carcasa Ikelite para Canon EOS 5D Mark III.
Carcasa Ikelite para Canon EOS 5D Mark III.

Para inmersiones más próximas a la superficie, AquaTech fabrica carcasas compactas de sencillo uso. Elaboradas en poliuretano, estas carcasas son muy ligeras y mucho más pequeñas que las mencionadas anteriormente. Permiten tomar imágenes hasta 10 metros de profundidad, y sus diseños ergonómicos ofrecen un manejo y sujeción similares a los de la propia cámara. Las carcasas de poliuretano AquaTech facilitan el uso de diferentes objetivos, incluyendo Ojos de pez y granangulares. Se pueden adquirir estas carcasas a partir de unos 900 euros.

Carcasa de poliuretano Aquatech.
Carcasa de poliuretano Aquatech.

No menos importante que la carcasa es disponer de una fuente de iluminación adecuada. Cuanto más profundo estás, menos luz tienes, por lo que dentro del agua resulta casi imprescindible contar con la ayuda de una o dos unidades de flash, para resaltar los vivos colores de los peces y de otros tipos de fauna marina.

Ikelite Substrobe DS160.
Ikelite Substrobe DS160.

El Ikelite Substrobe DS160 es compatible con todos los sistemas Ikelite TTL. Ofrece una potencia de 160 vatios por segundo, una lámpara LED de 5 vatios y un tiempo de recarga de 1,5 segundos. Otra opción es el Sea&Sea YS-D1, incluyendo compensación de la exposición -4 a +4 EV y una lámpara LED. Ofrece suficiente potencia como para ser utilizado, incluso, durante inmersiones nocturnas. Los precios aproximados de ambos flashes son 799 euros, el DS160, y 699, el YS-D1.

J. R. Alcocer.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí