Photokina 2012. Hasselblad H5D y Lunar

2
52
Hasselblad Lunar en Photokina 2012.
Hasselblad Lunar en Photokina 2012.

Hasselblad es, posiblemente, el fabricante que más expectación ha despertado en Photokina 2012. En una multitudinaria rueda de prensa, en la que no hubo asientos para todos los asistentes, los responsables de la firma comenzaron a desgranar las excelencias de su nueva cámara profesional de formato medio: la HsD.

Hasselblad H5D.
Hasselblad H5D.

La H5D es el último modelo de la gama H de Hasselblad. Entre sus características destacan un sistema de enfoque más eficiente y un visor muy luminoso. La cámara comenzará a distribuirse el próximo mes de diciembre, y estará disponible en 3 resoluciones: 40, 50 y 60 megapíxeles; así como en versiones de 50 y 200 megapíxeles. La H5D ha experimentado algunas mejoras respecto a su antecesora, incluyendo una actualización del interfaz de usuario y un procesado de los archivos JPEG optimizado.

Junto con la H5D, la firma sueca presentó el nuevo objetivo 24mm F4.8, así como un convertidor macro.

La rueda de prensa se prolongaba, quizá en exceso, y, por fin, se comenzó a hablar de lo que todos esperábamos, la confirmación de que Hasselblad se lanzaba al ruedo del mercado de cámaras de sistema compacto. Así, fruto de la colaboración con Sony y con un diseño de alta escuela nace la Hasselblad Lunar.

Hasselblad Lunar.
Hasselblad Lunar.

La firma sueca ha optado por el nombre Lunar para conmemorar el 50ª aniversario de la presencia de sus cámaras en las misiones espaciales de la NASA, especialmente aquélla en la que el hombre pisó por primera vez nuestro satélite.

Las especificaciones de la Lunar son comparables a las de cualquier otra CSC de gama alta, con un sensor de 24,3 megapíxeles, montura para objetivos Sony E, visor electrónico OLED TrueFinder, grabación de vídeo Full HD, modos manuales, programas de escena, efectos artísticos, … Vamos, como una Sony NEX-7, pero de “tiros largos”.

Sin embargo, la Hasselblad Lunar no deslumbra por sus características fotográficas, que, aunque avanzadas, no son especialmente impresionantes. En lo que sí destaca es en su diseño y en su construcción. Así, la cámara ofrece un diseño que combina las líneas rectas con las curvas de su prominente empuñadura. El cuerpo está fabricado en titanio y ofrecerá acabados personalizados, principalmente en la zona de la empuñadura, que puede estar fabricada en maderas nobles, pieles italianas o fibra de carbono. Se espera que la Hasselblad Lunar pueda comercializarse en el primer trimestre de 2012, eso sí, bajo pedido.

Hasselblad Lunar.
Hasselblad Lunar.

La prolongada rueda de prensa iba llegando a su fin y ya conocíamos todas las virtudes de la Lunar, pero aún no la habíamos visto en vivo. Para ello, los responsables de Hasselblad invitaron a los asistentes a visitar su estand. Eso hicimos, y tras diversas vitrinas pudimos contemplar distintas versiones de la nueva maravilla. Incluso, bajo solicitud, los azafatos mostraban algún modelo para poder tocarlo. Una maravilla. Qué curvas, qué tacto, qué belleza. Pero como en el chiste… ¿Y de cara?. Carísima … alrededor de 5.000 euros. Ahí es nada.

No es extraño que la Hasselblad Lunar haya levantado muchas críticas, principalmente debido a su precio. De hecho, podría decirse que no es más que una Sony NEX-7 con vestido de lujo, y por 4.000 euros más. Pero qué lujo. Sin duda, cualquiera de los críticos, incluyéndonos nosotros mismos, estaríamos encantados de poseer una.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí