Novedades Canon para la primavera 2015: variedad, calor, paseo y sin pruebas

1
99

Hace unos días, Canon presentó en España sus novedades para la primavera de 2015, en un evento marcado por la variedad de productos, el calor y un paseo fotográfico del que no pudimos recoger muestras, por políticas de la compañía.

Como es habitual en las presentaciones de la compañía japonesa, la variedad de nuevos productos es muy extensa: desde cámaras compactas a videocámaras profesionales, pasando por réflex, cámaras compactas de sistema, impresoras… Lo que ya no fue tan habitual era la hora del evento -4 de la tarde-, y menos aún que azotase sobre la capital de España “una caló” que rizaría las pestañas del mismísimo Belcebú.

Así, con todos los elementos en contra, Pilar Sanz se lanzó a presentar la batería de novedades. Y comenzó con una interesante novedad, la Canon Connect Station CS100, un dispositivo de almacenamiento de imágenes con 1 Tb de capacidad. La Connect Station CS100 permite importar las fotografías y vídeos directamente desde dispositivos con tecnología NFC, o bien a través de USB o de sus ranuras para tarjetas CF y SD, e incorpora conexión HDMI, lo que permite visualizar las imágenes en un televisor de alta definición. Además de ello, la CS100 hace posible la creación de presentaciones -con música incluida-, compartir fotografías y vídeos en las redes sociales, subirlas a la nube e imprimirlas directamente en una impresora inalámbrica.

En la gama DSLR, pudimos “toquetear” las EOS 5DS y EOS 5DSR, dos versiones del mismo modelo, la segunda sin los efectos del filtro de paso bajo. Ambos modelos incorporan un sensor CMOS de fotograba completo de 51 MP y procesadores duales DIGIC 6. Las EOS 5DS y 5DSR ofrecen un rango de sensibilidades 100-6400 ISO, ampliable a 50-12800 ISO, AF de 61 puntos con tecnología ITR de seguimiento y reconocimiento, y sistema de reducción de la vibración del espejo.

Junto a las EOS 5DS y 5DSR se presentaron los objetivos EF 50mm F1.8 STM, del que ya hablamos en Digimag, y el nuevo EF 11-24 mm f/4L USM, un zoom súper angular resistente a los elementos.

En la gama DSLR de iniciación, Canon presentó las nuevas 750D y 760D. Ambos modelos cuentan con características similares, entre las que destacan sus sensores APS-C de 24 MP, sus pantallas LCD articuladas de 3 pulgadas, sus sistemas AF de 19 puntos, tecnología de conexión NFC o sus capacidades para la grabación de vídeo Full HD. Las diferencias entre las cámaras se encuentran en que la 760D ofrece mayores libertades creativas, incluyendo un diseño y localización de los elementos de control más avanzados. Además de ello, la 750D ofrece unos modos creativos de vídeo adicionales.

Parece que Canon ha decidido impulsar su gama CSC con la nueva EOS M3, un modelo que, esta vez sí, ofrece prestaciones avanzadas. La EOS M3 cuenta con el primer sensor APS-C de 24,2 MP de Canon y con el mismo procesador DIGIC 6 que sus hermanas más avanzadas. Todo ello combinado con el nuevo AF CMOS Híbrido III y un sistema AF de 49 puntos. Gracias a ello, la EOS M3 es capaz de enfocar en torno a 6 veces más rápido que la EOS M original, lo que suponía uno de los aspectos más débiles de este modelo. Además de ello, la EOS M3 dispone de una pantalla LCD de 3 pulgadas orientable verticalmente y táctil, flash execrable, zapata para flashes externos, grabación de vídeo Full HD y conectividad NFC. Y todo ello con un tamaño reducido.

Las novedades de Canon en la gama de cámaras finalizaron con la habitual batería de compactas Ixus y PowerShot, incluyendo desde modelos de apuntar y disparar hasta cámaras superzoom. Sus denominaciones son PowerShot N2, PowerShot SX530 HS, PowerShot SX710 HS, PowerShot SX610 HS, IXUS 160, IXUS 165 e IXUS 170. Sin entrar en detalles de cada uno, sí diremos que todos los modelos ofrecen conectividad NFC, una de las características estrella de todas las novedades de Canon.

Y, mientras el calor seguía apretando, llegó el turno a las videocámaras. En la gama de aficionado, las LEGRIA HF R68, LEGRIA HF R66 y LEGRIA HF R606 combinan un sistema de vídeo Full HD con un procesador DIGIC DV4 y zoom óptico 32x, así como tecnologías para conectar y compartir los vídeo con dispositivos móviles.

En un terreno más avanzado, la XC10 pone el vídeo 4K al alcance de los entusiastas. Con un sensor CMOS de 1 pulgada y un procesador DIGIC DV5, la Canon XC10 ofrece la calidad y velocidad necesarias para la grabación 4K. Además de ello, la XC10 dispone de un objetivo zoom de gama focal equivalente a 27,3-273 mm.

Entre botellitas de agua y zumos de naranja habíamos conseguido llegar a la última parte de la presentación: las impresoras. Las protagonistas fueron las PIXMA Pro-100S y PIXMA Pro-10S, dos modelos que reemplazan a los actuales Pro-100 y Pro-10. La Pro-100S utiliza un sistema de 8 tintas colorantes capaz de conseguir copias hasta tamaño A3+ con colores vibrantes. Por su parte, la Pro10S dispone de un sistema de 10 tintas pigmentadas que ofrece impresiones de gran calidad y durabilidad. Ambos modelos incorporan tecnologías de conexión NFC.

Tras la última palabra sobre las impresoras, los asistentes saltamos como un resorte a la búsqueda de una de las novedades disponibles, para salir a tomar fotografías por los viejos rincones de la Villa y Corte. El calor imperante, sin embargo, permitió constatar 2 hechos más que relevantes: la resistencia de las 750D, 760D y M3 a las temperaturas extremas; y que cuando el calor aprieta y hay que cargar con la cámara, el tamaño sí que importa. Así, las M3 desaparecieron de su mesa en segundos; una de ellas en nuestras manos.

Comenzamos el “tour” en las inmediaciones de la Plaza Mayor, con las terrazas de los bares llenas de unos “tifosi” que horas más tarde explotarían de júbilo en el Santiago Bernabéu, pero que ahora parecían bastante apagados. De no ser por su presencia, nuestro grupo de “fotorreporteros” se habría llevado todos los galardones del concurso “Guiri of the Year”.

Así, andando, nos condujeron a través de diversos establecimientos, cada uno con sus motivos fotográficos particulares: budas, dragones, sombreros, porcelanas… Hasta que llegamos al Mercado de San Miguel, uno de los tradicionales mercados madrileños que desde hace unos años se ha transmutado en un centro del ocio y la gastronomía. Allí, además de estupendos motivos para captar imágenes, el que más y el que menos esperaba que cayera una cervecita, un vino, una tapita de jamón… con los que paliar algo los sudores de nuestra frente. Pero no. Desde aquí nuestro primer tirón de orejas a la organización del evento.

Pues nada, con los restos de la botellita de agua que nos habían dado al comenzar la “tournée”, enfilamos camino de regreso al lugar del que partimos. Al menos, habíamos podido manipular la EOS M3 -que es más que prometedora- y nos llevábamos una buena colección de imágenes para comprobar la calidad que ofrece la cámara. O eso creíamos. Y, aquí el segundo tirón de orejas. Según “órdenes de arriba”, no podíamos llevarnos la tarjeta con nuestras imágenes. Así, no podemos evaluar de primera mano la calidad de imagen que ofrece la M3, resignándonos a mostrar aquí únicamente las que se incluían en el dossier de prensa. Tendremos que esperar a tener un modelo para poder probarlo en profundidad y contaros nuestras impresiones. Hasta entonces…

José R. Alcocer.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí