Canon amplía su gama de compactas avanzadas con la PowerShot G1 X Mark III

Un modelo equipado con sensor APS-C de 24 MP destinado a convertirse en la mejor cámara PowerShot G hasta la fecha.

0
61
Canon PowerShot G1 X Mark III.

Confirmando los rumores que circulan desde hace semanas, Canon hace oficial la nueva PowerShot G1 X Mark III, un modelo compacto avanzado que incluye un sensor APS-C de 24 megapíxeles y un objetivo zoom equivalente a 24-72mm.

La PowerShot G1 X Mark III viene a sustituir a la “veterana” -se presentó hace ya 3 años- PowerShot G1 X Mark II, dando un importante salto de calidad, al sustituir el sensor de 1,5 pulgadas y 12,8 MP por un “profesional” APS-C de 24,2 MP, similar al de la réflex EOS 80D. Y, al igual que ésta, incluye píxeles dedicados que facilitan el AF de detección de fase propio de la tecnología Dual Pixel CMOS AF, siendo la primera compacta de Canon que la incluye. Gracias a ello, y según el fabricante, la G1 X Mark III es capaz de enfocar en solo 0,09 segundos.

La PowerShot G1 X Mark III incorpora un sensor APS-C de 24,2 megapíxeles y un objetivo zoom 3x equivalente a 24-72mm.

La PowerShot G1 X Mark III también está equipada con el mismo procesador DIGIC 7 que los últimos modelos de objetivos intercambiables de la compañía japonesa, como son las EOS 200D, EOS 6D Mark II y EOS M100. Esta característica hace que la cámara sea capaz de tomar imágenes en formato RAW 14bit. además de JPEG.

La óptica de la G1 X Mark III ha experimentado cambios respecto a la de su antecesora, pasando del objetivo 24-120mm f/2.0-3.9 (equivalente en 35mm) de ésta a un nuevo 24-72mm f/2.8-5.6(equivalente en 35mm).

El nuevo objetivo ha sido diseñado específicamente para trabajar con el sensor de la PowerShot G1 X Mark III, con una construcción de 9 elementos en 8 grupos, incluyendo 3 lentes dobles asféricas y otro elemento asférico simple.

Canon también ha revisado el objetivo incluyendo un dafragma de 9 hojas redondeadas, para favorecer el efecto bokeh, así como un filtro de densidad neutra. La óptica ofrece una distancia mínima de enfoque de 10 cm, adecuada para tomas macro.

La PowerShot G1 X Mark III también incorpora un sistema de estabilización de imagen que ofrece una mejora de 4 EV, así como el Advanced Dynamic IS de 5 ejes para la grabación de vídeo. La cámara es capaz de grabar vídeos Full HD hasta 60p. Sorprende, sin embargo, que no ofrezca la posibilidad de realizar secuencias en 4K, como sí lo hacen muchas otras cámaras de su mismo rango de precios.

En cuanto al diseño, la PowerShot G1 X Mark III es ligeramente más pequeña que la G1 X Mark II. A pesar de esa reducción de tamaño, el cuerpo de la cámara es resistente al polvo y las salpicaduras. Incluso para usos más “aventureros”, Canon ha desarrollado una carcasa accesoria que facilita el uso de la G1 X Mark III incluso debajo del agua.

La G1 X Mark III dispone de un visor electrónico de 2,36 millones de puntos, así como una pantalla táctil de 1,04 millones de puntos. La pantalla puede orientarse horizontal y verticalmente, facilitando la toma desde ángulos complicados.

La zapata permite conectar unidades de flash externas.

La cámara también incluye en flash eyectable y zapata para conectar unidades externas.

Las opciones de conexión tampoco desmerecen la catalogación “avanzada” de modelo, incluyendo USB, Wi-Fi, NFC y Bluetooth, permitiendo activar la cámara mediante un smartphone conectado.

Como es de esperar, la Canon PowerShot G1 X Mark III ofrece los modos de toma más avanzados, así como programas de escena, modo panorámico o time-lapse.

La Canon PowerShot G1 X Mark III comenzará a distribuirse en noviembre de 2017, con un precio recomendado de 1.399 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, añade tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí