Consejos e Ideas Para Fotografiar A Un Recién Nacido Y Conseguir Espectaculares Imágenes En Blanco Y Negro


Hace unas semanas nació mi tercera hija y en medio de la vorágine y la alegría que supone un acontecimiento de este tipo, toda la familia -no es sólo cosa del fotógrafo, son muchos más los implicados y responsables- sacamos un huequecito para hacer algunas fotos que nos permitan recordar dentro de unos años este maravilloso acontecimiento familiar.

En dzoom hemos hablado en múltiples artículos sobre fotografía a bebés y recién nacidos y también sobre fotografía en blanco y negro. Pues bien, hoy vamos a unir estas dos disciplinas y a ofrecerte algunas ideas y consejos por si te animas a aplicarlas de forma simultánea en una próxima sesión de este tipo. ¿Estás listo?

Algunos Conceptos Básicos Sobre Fotografía de Bebés y Fotografía En Blanco Y Negro: Tirando De La “Hemeroteca” de dzoom

Como te decía en la introducción, en dzoom ya hemos escrito largo y tendido sobre estas dos disciplinas. Si no has consultado alguno de estos artículos, o quieres refrescar conceptos, te recomiendo este artículo sobre fotografía de recién nacidos:

Así mismo, en lo que respecta a fotografía en blanco y negro, existe un artículo que incluye una amplísima cantidad de información referente a esta disciplina y que cuenta con referencias a varias decenas de artículos sobre la materia. Si quieres convertirte en un especialista de la fotografía en blanco y negro, te recomiendo que empieces por el siguiente artículo:

Además, si dentro del ámbito del blanco y negro, estás especialmente interesado en fotografía de retrato, aquí tienes 6 consejos para mejorar tus retratos en blanco y negro.

A continuación, una vez introducido el tema y realizadas referencias a artículos muy interesantes sobre el mismo, nos centraremos en las ideas y consejos que prometía al inicio.

¿Por Qué Funcionan Tan Bien Las Fotografías De Recién Nacido En Blanco Y Negro?

#1 Suavidad, Tersura, Placidez

Las fotografías en blanco y negro eliminan parte de la información (el color) de la fotografía, que podría distraer, y permiten que nuestra mirada se centre en otros aspectos: texturas, siluetas, contrastes, etc., o bien la ausencia de éstos.

Recién Nacido - Clave alta

Los recién nacidos, en su mayoría, presentan habitualmente una piel tersa y homogénea y formas delicadas, por lo que la conversión de las fotografías de recién nacido a blanco y negro (a través de un procesado adecuado, por supuesto), nos ayudan a destacar las cualidades de estos protagonistas.

Además, si las características de la imagen lo permiten, podríamos llegar a una fotografía en clave alta, muy adecuadas para fotografía de recién nacidos y en las que la tersura, suavidad y placidez de los bebés se magnifica.

#2 Contrastar Texturas

El blanco y negro permite llamar la atención sobre las texturas y en el caso de los recién nacidos, si jugamos con elementos de atrezzo adecuados, podemos realzar fácilmente la tersura del bebé en comparación con las características de esos otros elementos del encuadre.

Diferencia de texturas - Recién nacido

Se ve tan plácido al bebé que uno puede pensar: sí que debe ser mullida y esponjosa la manta en la que duerme, ¿verdad? Y cómo destaca la suavidad de su piel en comparación con el aspecto del gorrito, ¿no crees?

#3 Destacar Las Miradas

El blanco y negro también resulta muy adecuado cuando queremos destacar miradas. Pues bien, los recién nacidos nos obsequian desde el principio con expresiones de lo más graciosas y, por supuesto, con unas miradas realmente cautivadoras.

Mirada cautivadora de un recién nacido

¿Verdad que resulta intrigante, curioso y atractivo pensar, a través de la mirada de la niña, en qué estaría pensando en esa fotografía? Trata de poner color a la imagen, ¿no crees que probablemente le habría restado claridad y fuerza a la fotografía?

#4 Evitar Distracciones e Intensificar El Mensaje

Cuando hacemos uso del blanco y negro y además trabajamos con fondos completamente blancos, o completamente negros, simplificamos la composición y esto permite dar mayor claridad en el mensaje e incluso potenciar el mismo.

Fondo negro para evitar distracciones

Imagina esta misma imagen con otro fondo no uniforme y con color. ¿No crees que la imagen tendría mucha menos fuerza? La simplicidad del blanco y negro permite que la imagen y su mensaje sean mucho más claros y fuertes para el observador.

Para lograr fondos completamente negros, existen una serie de aspectos a tener en cuenta que no debes olvidar. Si no tienes claro cómo lograrlo, echa un vistazo a este artículo sobre cómo conseguir un fondo totalmente negro.

#5 Enfatizar Expresiones Y Sentimientos

Como última característica del blanco y negro como catalizador para las imágenes de recién nacidos, hablaremos de su capacidad de intensificar expresiones. Podríamos decir que la cantidad de información que resta a la escena al eliminar el color, se la aporta como potenciador de las expresiones y situaciones que incluye.

En este caso, te dejo varias imágenes en las que la cara de la bebé, sus hermanas, o la orgullosa madre, adquieren muchísima fuerza al gozar de la claridad que ofrece el blanco y negro mediante el contraste tonal de las escenas.

Actividad de un recién nacido

En esta imagen, se observa a la bebé segura y fuerte en brazos de su padre y con una expresión de determinación y fuerza que permite aventurar su carácter, ¿no te parece?

Madre orgullosa con su hija recién nacida

En este caso, se aprecia a una madre feliz y orgullosa y a una bebé cómoda, aunque despierta y atenta, a pesar de tener sólo días de vida.

Recién nacida y hermanas

Por último, tenemos una escena de hermanas felices que parecen augurar fantásticas historias en compañía de la nueva integrante del “grupo”. Los vestidos a rayas, la manta de pelo y los lunares de una de las diademas de las niñas, unida a las expresiones de las mayores, contribuyen a lograr una imagen muy expresiva y potente, que predicen grandes momentos de diversión futuros 🙂

Algunos Consejos Sobre El Procesado De Fotografías En Blanco y Negro

Como sabes, no es recomendable configurar tu cámara en modo blanco y negro, sino que es mejor disparar en color y, posteriormente en tu ordenador, procesar y convertir las imágenes a blanco y negro.

Pero, por supuesto, antes de llevar a cabo la conversión, trabaja sobre tu imagen para que cuente con un nivel adecuado de exposición, nitidez y balance de blancos. La edición de una foto en blanco y negro debe comenzar trabajando sobre la imagen en color. Trabaja por zonas si es preciso

Una vez que la imagen esté correcta en color, elige bien el método para convertir la imagen a blanco y negro: Escala de GrisesDesaturarColor LabMezclador de Canales, Métodos Rob CarrRusell BrownGreg Gorman… Si no tienes claras las diferencias, prueba distintos métodos y quédate con el más apropiado para cada fotografía.

Conversión a BN de foto de recién nacida

Por último, una vez convertida a blanco y negro, realiza algunos ajustes finales que puedan potenciar sus resultados: incrementando, o adecuando el nivel de nitidez, ajustando de forma precisa la exposición global, o local, definiendo el nivel de contraste oportuno, etc.

En el caso de las fotografías de recién nacidos, existe un parámetro que te resultará muy útil: Claridad. A través de este ajuste podrás potenciar aún más la suavidad en la piel de los bebés. Eso sí, utilízalo de forma selectiva y procurando no llegar a un resultado excesivamente artificial.

Y cuando hayas finalizado, sepárate de la imagen por unos minutos y vuelve a verla “con ojos nuevos” para terminar de ajustarla y dejarla perfecta.

No Te Olvides Del Color

Aunque es cierto que he dicho que en este artículo me centraría en el blanco y negro, el color es maravilloso y puede haber fotografías en las que mostrar una piel sonrosada, unos labios vibrantes, o un colorido atrezzo, pueden dar mucha fuerza y hacer destacar tus imágenes.

Recién nacida a color

Así que, aunque el blanco y negro te ofrezca muchas posibilidades, no dejes de lado al color y prueba también tomas en las que el color te permita mostrar toda la vida que encierran esos pequeñitos.

La Fotografía de Bebés: Centra La Atención En Los Detalles

Tanto en color, como en blanco y negro, esos “locos bajitos” están llenos de detalles que resultan cautivadores delante de una cámara. Fotografiar sus diminutos dedos, sus naricitas, o cualquier otra parte de su cuerpo, ya sea en color, o en blanco y negro, permite obtener magníficos resultados.

Céntrate en esas pequeñas partes de los bebes, rellena el encuadre, trabaja bien profundidades de campo reducidas y lograrás también fotografías muy interesantes.

Ojos y naricita de recién nacida

En la imagen superior, se ha centrado la atención en los brillantes ojos y en la naricita de botón de la bebé, destacando estas partes gracias al empleo de una profundidad de campo limitada.

Detalle de pie de una recién nacida

Por su parte, en esta otra imagen, la atención se ha centrado, también por la estrecha profundidad de campo, en los deditos de los pies de la bebé, que resultan graciosos y muy atractivos.

Aunque una edición de imágenes en blanco y negro podría haber incrementado aún más la atención sobre los detalles, es la composición elegida y el enfoque selectivo lo que hace que estas imágenes destaquen.

¿Has Realizado Alguna Sesión a Recién Nacidos Recientemente?, ¿Algún Consejo?

Y hasta aquí este artículo en que he querido hablarte sobre mi última sesión de recién nacido con mi hija. Como te he comentado, he buscado darle un fuerte protagonismo al blanco y negro. Pero estoy seguro que tú has optado por conjugar la sesión con otras disciplinas, quizás el macro, o con algún consejo que no he citado yo a lo largo del artículo.

¿Por qué no nos lo cuentas, o compartes con nosotros alguna de las fotos de la sesión que nos dé ideas para nuestras próximas sesiones? Como ya te hemos contado otras veces, un consejo que aplica a cualquier tipo de disciplina es observar muchas fotografías para poder tener ideas que poder “copiar”, o en base a las que obtener fotografías con tu propio sello.



Fuente