Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt


¿Cuántas veces nos han recomendado esquemas de luz para iluminar nuestros retratos? ¿Y cuántas veces hemos oído hablar de la iluminación Rembrandt? En este artículo vamos a profundizar en este famoso esquema de iluminación, explicando cómo debemos situar las fuentes de luz respecto al sujeto y para qué tipo de situaciones nos puede venir bien. ¡Quédate con nosotros!

La Importancia de la Iluminación en Fotografía

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 23

foto por Alan (licencia CC)

Si hay una variable que puede mejorar mucho nuestras fotografías de retrato es la iluminación. Ya sea en interior o en exterior, es aconsejable que estudiemos muy bien la posición de las fuentes de luz que van a iluminar al sujeto antes de disparar la foto, ya que un simple y ligero cambio de dirección podría mejorar mucho nuestra toma.

Hay varios esquemas de iluminación que te servirán de guía y de los que ya te hablamos en este artículo. Ahora nos centraremos en uno de los más populares de ellos, el esquema de iluminación Rembrandt.

La Iluminación Rembrandt

Seguro que el nombre de Rembrandt te suena de algo, y es que Rembrandt era un famoso pintor neerlandés, y un referente en la pintura barroca, que utilizaba a menudo un mismo patrón de luz en sus pinturas de retratos. Este patrón se caracterizaba por el dibujo de un triángulo invertido de luz en la mejilla del modelo, a la altura de la nariz, y en el lado menos iluminado del rostro.

fuente Pixabay

En las obras de Rembrandt las luces y las sombras están perfectamente definidas. Una parte del rostro aparece totalmente iluminada, mientras que la otra parte está algo más oscura y en ella se proyecta un triángulo invertido de luz a la altura de la nariz, debajo de la mirada. Técnicamente, la sombra de dicho triángulo no debe ser más ancha que el ojo y no más larga que la nariz, ya que sino hablaríamos de otros tipos de esquemas de luz.

Como ya sabrás, la pintura es un referente para la fotografía, y son muchas las técnicas que se han trasladado desde las obras pictóricas a la fotografía. Precisamente, la iluminación de Rembrandt es una de las que más destaca entre ellas.

Equipo Necesario Básico

El esquema de iluminación Rembrandt parte de los siguientes materiales básicos necesarios:

Pero como cualquier otro esquema de iluminación, siempre se puede enriquecer más, así que si cuentas con un reflector o una segunda o incluso tercera fuente de luz, podrás enriquecer aún más este tipo de esquema.

¿Cómo Colocamos las Fuentes de Luz?

Como decíamos, para crear una iluminación Rembrandt necesitaremos al menos una fuente de luz, aunque si disponemos de varios puntos de luz podremos ir enriqueciendo el esquema. A continuación vamos a ver cómo debemos situar los puntos de luz en función de la cantidad que tengamos.

Iluminación Rembrandt con 1 Fuente de Luz

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 27

Fotografía hecha con 1 fuente de luz siguiendo el esquema de iluminación Rembrandt

Si solo disponemos de un punto de luz, entonces deberás situar a tu modelo frente a la cámara, y utilizar la fuente de luz para que ilumine la escena. Ésta puede ser tanto natural (sol) como artificial (flash, foco de luz continua).

La posición exacta a la que debemos situar esa fuente de luz respecto al modelo, es a 45 grados, y siempre intentando que ese foco de luz esté situado ligeramente por encima de los ojos. Asegúrate de que la luz ilumina ambos ojos, y no solo uno de ellos.

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 29

Otro punto es la intensidad de la luz con la que haremos la foto, y eso es algo que deberemos elegir a nuestro gusto. Si la fuente de luz es muy potente la sombra será mucho más dura, y los contrastes en el rostro serán más evidentes, haciendo que el retrato sea algo más dramático. En cambio, si la fuente de luz es más suave, el cambio entre luces y sombras será gradual, y el contraste mucho más suave, contribuyendo a que el retrato sea más amable.

Si elegimos que la intensidad sea fuerte, entonces o bien deberemos situar la fuente de luz muy próxima al sujeto sin llegar a sobreexponer las zonas claras, o alejarla un poco y hacer que el haz del luz sea más potente. Aunque por norma general este tipo de iluminación se aconseja que sea más suave, y para ello lo que haremos será alejar el foco de luz, o bajar su intensidad por ejemplo con un difusor.

Iluminación Rembrandt con 2 Fuentes de Luz

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 31

Fotografía hecha con 2 fuentes de luz siguiendo el esquema de iluminación Rembrandt

Si cuando hacemos el retrato comprobamos que la parte en sombra está demasiado oscura, y disponemos de una segunda fuente de luz, siempre podemos situar un segundo foco o un reflector en la parte contraria a la que hemos colocado el foco de luz principal (también a 45 grados del sujeto), y así rellenar algunas de las sombras del rostro.

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 33

Eso sí, siempre teniendo en cuenta que el triángulo de luz en la mejilla deberá estar presente si pretendemos seguir el esquema de iluminación Rembrandt.

Iluminación Rembrandt con 3 Fuentes de Luz

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 35

Fotografía hecha con 3 fuentes de luz siguiendo el esquema de iluminación Rembrandt

Si contamos con más equipo de iluminación, podemos complementar este esquema con un tercer foco de luz. Con él podemos:

  • Iluminar el fondo para recortar la silueta de nuestro modelo.
  • Iluminar a nuestro modelo desde atrás. Para ello, levantaremos el foco situándolo por encima de nuestro modelo, y lo colocaremos en uno de los laterales. La intensidad de la luz será suave, y con ello marcaremos un contraluz que iluminará el cabello de nuestro modelo.

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 37

Fragmento Fototip Esquema de Iluminación Rembrandt

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 39

¿Con Quién Utilizamos Este Técnica de Iluminación?

Descubre las Claves de Una Iluminación Rembrandt 41

Este tipo de iluminación funciona especialmente bien con personas que tienen pómulos marcados. En aquellos sujetos con caras redondeadas esta técnica de iluminación nos ayudará a agregar definición y adelgazar el rostro, y por esta misma razón, en personas con caras más alargadas no suele ser el esquema de luz más idóneo.

Muchos fotógrafos de la vieja escuela coinciden en que es un esquema pensado para retratos masculinos, aunque el propio Rembrandt pintó a mujeres siguiendo esta técnica, por lo que debemos tomar estos consejos como una guía y no una regla estricta.

¡Anímate y Practica!

Como has visto el esquema de iluminación Rembrandt es uno de los más utilizados y que mejores resultados nos proporciona en nuestras sesiones de retrato. Para ponerlo en práctica no necesitarás un gran equipo, ya que este esquema se puede conseguir incluso con una única fuente de luz, siendo ésta el propio sol, o un flash externo, por ejemplo.

Este tipo de iluminación no es difícil, pero como ocurre con todo, para perfeccionar este esquema la clave residirá en tener paciencia, y practicar y practicar. Así que no te lo pienses más, y prepara una sesión de retrato en la que iluminación Rembrandt sea una de tus metas.

¿Tienes algún retrato con este tipo de iluminación que quieras enseñarnos? ¡Compártelo con nosotros en los comentarios!



Fuente