Fotoperiodistas temen que LaLiga prohíba acceso al fútbol tras pandemia


LaLiga de fútbol profesional española ya calienta motores, con los equipos de fútbol entrenando en grupos de diez personas y la vista puesta en una vuelta a la competición cada día más cercana. Será con muchas medidas de seguridad y sin público, pero no está claro si con fotoperiodistas cubriendo los partidos para los distintos medios de comunicación.

De hecho, en un principio se prohibió el acceso de los fotógrafos a los entrenamientos y la Liga de Fútbol Profesional anunció que se encargaría de distribuir imágenes entre los medios que lo solicitaran. Esto provocó protestas entre profesionales y colectivos que denunciaban un monopolio de facto, aprovechando la situación excepcional, que algunos pensaron podía acabar convirtiéndose en norma.

Liga Futbol Fotoperiodistas 5 Imágenes de la vuelta a los entrenamientos en la era del COVID-19. Foto de LaLiga

Una sospecha fundada si recordamos que, a principios de la década, las radios tuvieron que declararse en huelga ante la prohibición de acceder a los campos de fútbol si no pagaban un canon. Sea como fuere, vamos a contaros cómo se ha ido sucediendo este nuevo episodio, poniendo el acento en las opiniones de algunos de los profesionales que trabajan en este ámbito, y que evidentemente son los más cualificados para hablar de lo que ha venido ocurriendo.

Así empezó todo

Todo comenzó a primeros de mayo, cuando se permitió que los deportistas profesionales volvieran a los entrenamientos. Sin embargo una de las normativas que regularon esto (Orden SND/399/2020, de 9 de mayo) incluía un artículo que prohibía expresamente que los medios de comunicación asistieran a los entrenamientos.

La Asociación Nacional del Informadores Gráficos de Prensa y Televisión, junto a la otras asociaciones del ramo de toda España, denunciaron esta prohibición por considerar que chocaba con la libertad de información y la consideración de trabajadores esenciales a los miembros de los medios de comunicación. Y la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España) les respaldó un día después.

Pero algo antes la Liga de fútbol profesional española ya había difundido el comunicado que veis abajo anunciando (como hemos contado antes) que se encargaría de distribuir las imágenes de los entrenamientos entre los medios. Es decir, encargándose de realizar las imágenes a través de sus fotógrafos colaboradores para distribuirlas luego entre los medios.

Liga Futbol Fotoperiodistas 15

Una medida que puede entenderse teniendo en cuenta las actuales circunstancias, y el hecho de que se hubiera prohibido el acceso a los fotoperiodistas a los entrenamientos. Sin embargo, tal y como denunciaban los colegas de Photolari, esta situación suponía, por un lado, acabar con la “esperanza de muchos fotógrafos deportivos de volver a trabajar y tener ingresos” y, por otro, una medida que, tomada por causas justificables, podía suponer que se aprovechara la enfermedad para ampliar el control de los organizadores de la competición “aprovechándose […] del eslabón más débil”.

Por ello las reacciones no se hicieron esperar, y fueron muchos los profesionales del medio (en su gran mayoría fotógrafos freelance que se han visto seriamente afectados por la pandemia) que se manifestaron en contra de la medida. Por ejemplo José Luis Pérez, que lo definía como “un precedente aterrador”, o Vannesa Casteleiro que hablaba de “cargarse el sector”.

Liga Futbol Fotoperiodistas 16

En vías de rectificación

Afortunadamente, parece que sus reivindicaciones no han caído en saco roto, porque hace pocos días la Asociación Española de la Prensa Deportiva anunciaba que el Consejo Superior de Deportes (que forma parte del Gobierno de España) entiende la necesidad de que los medios de comunicación puedan cumplir con su labor informativa cuando se reanude la Liga.

Para ello se anunciaba una reunión con los clubes para elaborar un protocolo de actuación que incluyera las medidas necesarias para no privar del derecho de información en la reanudación de la competición liguera y “evitar melés el día en que los medios puedan volver al fútbol”.

La reanudación de la competición se producirá siempre y cuando la evolución de la situación sanitaria lo permita y se permitirá la entrada de medios de comunicación

Finalmente, la AEPD anunciaba que el pasado sábado se aprobó un nuevo decreto ley que flexibiliza determinadas restricciones y hace referencia a la reanudación de las competiciones en deportes profesionales. En este texto se especifica que los medios de comunicación podrán tener acceso a los partidos de fútbol para la retransmisión de los mismos.

Eso sí, la orden detalla que durante lo que denominan “Fase de entrenamiento total pre-competicion” la presencia de medios de comunicación “seguirá siendo restringida y no se admitirá la misma en las zonas de entrenamiento […] El personal que esté involucrado en la obtención de estos recursos audiovisuales seguirá estando sometido a los mismos controles que el resto del personal técnico y auxiliar”.

En cuanto a la reanudación de la competición, está se producirá “siempre y cuando la evolución de la situación sanitaria lo permita” y será “sin público y a puerta cerrada” pero “se permitirá la entrada de medios de comunicación para la retransmisión de la competición”.

El número de personas que podrán acceder a los estadios y pabellones en los que la competición profesional tenga lugar, por ser necesarias para el adecuado desarrollo de la misma, se determinará por parte del Consejo Superior de deportes con anterioridad al inicio de la citada competición, siguiendo las recomendaciones sanitarias de higiene y prevención. En las instalaciones en que tenga lugar la competición se seguirán, en todo caso, las medidas de prevención y protección establecidas por las autoridades sanitarias y el Consejo Superior de Deportes”.

Los profesionales opinan

Por tanto, en principio la situación debería ir volviendo a una normalidad relativa, pero evidentemente los profesionales del sector afectados tienen mucho que decir. Nosotros hemos hablado con varios de ellos para conocer su opinión sobre la situación planteada. Incluido uno de ellos que es colaborador de LaLiga y, por tanto, uno de los que sí pueden asistir a los entrenamientos de los equipos.

Se trata de Rafa Aparicio, fotógrafo de quien ya os hemos hablado en anteriores ocasiones y gracias al cual sabemos que las medidas de seguridad son las ya ampliamente conocidas (básicamente mascarilla, guantes y distancia de seguridad) y que han tenido que pasar un control médico.

Para Rafa, la medida adoptada por LaLiga es algo que no beneficia a la profesión pero que en estos momentos es necesaria: “lo que queda de temporada de fútbol baloncesto y Champions va a ser a puerta cerrada, tanto para público como para medios, y creo que, conociendo desgraciadamente como funciona mucha gente de este colectivo, es lo mas acertado mal que me pese, al final como en todo en la vida pagan justos por pecadores…

Por su parte, Mariano Pozo opina que es una medida desproporcionada: “Es completamente entendible que haya un periodo en el que se tomen medidas y en el cual se sea más estricto, pero también hay que comprender a la otra parte y lo mucho que hay en juego para este colectivo”.

Liga Futbol Fotoperiodistas 13 Mariano Pozo en el campo de juego

Este fotoperiodista malagueño considera que había otras opcionesque se pueden llevar a cabo sin cortar de raíz a un gremio que ya estaba muy tocado antes de esta situación. Estamos hablando de estadios completamente vacíos y con la opción de poder trabajar desde la grada a decena de metros de jugadores y con enorme distancia entre uno y otro fotógrafo.”

“El temor que todos tenemos es que algo temporal se convierta en permanente y se aproveche para crear un monopolio, algo que esperemos no ocurra”

Sobre la posibilidad de que la medida (que LaLiga realice las fotos a través de sus colaboradores y las distribuya después) se convirtiera en definitiva, Mariano nos cuenta que “ese es el temor que todos tenemos, que tal y como pasa en otras ocasiones, algo temporal se convierta en permanente. No cabe duda de que la situación les favorece en este sentido porque es una forma indiscutible de quitarnos del tablero de juego, lo de crear el monopolio es algo que he oído dentro del sector periodístico y espero y deseo que no caigan en esa tentación”.

En ese mismo sentido se manifiesta Germán Vidal, fotógrafo deportivo que nos cuenta como es algo que “el fútbol inglés ya adoptó hace mucho tiempo”. Por eso, él opina que esta será una medida permanente: “ya que se barajaba desde hace tiempo esta opción y sin duda han aprovechado esta situación para introducirla de manera radical apoyándose en seguridad, o como lo quieran llamar.”. Y eso que, él también es de la opinión de que “salvo en partidos importantes tenemos espacio de sobra hablando de fútbol para seguir estando dentro de un campo”.

Por su parte, Rafa Aparicio cree que la medida no será permanente, pero es muy sincero al comentarnos que “si algo me ha enseñado la vida es a no poner la mano en el fuego por nada ni nadie […] Como te decía creo que actualmente es necesaria y que, de cara a la próxima temporada, y si todo va bien, se volverá a una normalidad relativa”.

“La cosa se pone muy fea para un largo periodo de tiempo. Todo va a depender y mucho de como evolucione todo esto así que hay que ir ‘partido a partido’”

Para él, como para todos, “la cosa se pone muy fea para un largo periodo de tiempo […] esto se puede alargar hasta finales de año y ya sería mas de cara al 2021 cuando volveríamos a esa normalidad controlada […] todo va a depender y mucho de como evolucione todo esto y creo que, como diría el Cholo, hay que ir ‘partido a partido’”.

De cualquier manera, parece que será importante el diálogo entre instituciones, sobre todo para que se elabore un protocolo que establezca las normas de seguridad a seguir por los fotógrafos. De hecho, Mariano Pozo recalca la importancia de tener “protocolos a seguir para poder realizar nuestro trabajo”. Además, opina que sería fundamental “velar por un colectivo que puede acabar seriamente tocado si la medida se alarga en el tiempo, precisamente en unos momentos de destrucción masiva de empleo”.

Para él, el colectivo de fotógrafos ya ha demostrado su profesionalidad en situaciones de mayor exposición en este estado de emergencia (hospitales, UCIs, morgues…) y “en el fútbol no lo será menos”. “La Liga —continúa— nos ha exigido hasta ahora una serie de requisitos para poder estar acreditados y poder realizar nuestro trabajo, y los que nos dedicamos a esto lo hemos cumplido a rajatabla”.

Por eso, aboga por no dar pasos hacia atrás. “Hasta ahora —concluye— esto ha sido una relación quid pro quo que no debería romperse, fotógrafo y fútbol profesional se necesitan, sigamos caminando juntos”.

Foto de portada | Ronnie Macdonald





Fuente