Homenaje a los libros de fotografía que inundan nuestras bibliotecas


Hoy es el día del libro. 23 de abril. Es otro día más para salir a buscar ese libro que has visto en las estanterías y comprarlo como si fuera a desaparecer. Es verdad que se puede hacer en cualquier otro momento pero este día es especial para conmemorar la muerte de Miguel de Cervantes. Y por supuesto puede caer en nuestras manos uno de fotografía. Un libro es el destino ideal para cualquier fotografía.

Muchos tenemos la biblioteca llena de libros de fotografía. Y salvo contadas excepciones, son grandes. Algunos muy grandes como el

Helmut Newton: SUMO: NEWTON, SUMO-TRILINGUE: 1 (EXTRA LARGE)

Helmut Newton: SUMO: NEWTON, SUMO-TRILINGUE: 1 (EXTRA LARGE)


o el

Inferno (PHOTOGRAPHY)


. Eso quiere decir que tenemos que conseguir mucho espacio en nuestras pequeñas casas para tenerlos entre nosotros.

El libro de fotografía debe ser en papel. Con un buen gramaje y una impresión que nos deje sin habla por la cantidad de detalles y matices que podemos observar. Tengo libros digitales de fotografía, pero jamás me han dado las mismas sensaciones. Seguro que a muchos os pareceré un viejoven, pero cuando te sientas con un buen ejemplar entre las manos todo cambia.

Los libros nos llevan adonde no hemos ido. También pueden dar forma a los recuerdos que tenemos y sobre todo nos ayudan a recordar. Una fotografía o una exposición hacen lo mismo. Pero la intimidad del libro lo convierte en una experiencia mucho más enriquecedora. Es como si nos estuviera hablando a nosotros solo. Es un encuentro mucho más íntimo con Richard Avedon o José Manuel Navia.

La fuerza de los libros de fotografía

Si queremos ser buenos fotógrafos necesitamos los mejores libros de fotografía. Ese momento en el que nos encontramos con él, lo cogemos de la estantería, soplamos para quitarle el polvo, buscamos nuestro sillón favorito y lo abrimos es único.

Ese momento en el que nos encontramos con él, lo cogemos de la estantería, soplamos para quitarle el polvo, buscamos nuestro sillón favorito y lo abrimos es único.

El olor a tinta, a papel; sentir la textura y el peso del papel. Acercarlo a la cara para ver la calidad de la impresión… Y empezar a pasar las páginas es una de las experiencias más enriquecedoras para cualquier fotógrafo que se precie.

Librosiiiiiiii Libros, libros, libros…

Es, en esos momentos, cuando nos encontramos con lo que nos gusta, con lo que nos inspira. Nos llevan a coger la cámara para continuar ese trabajo o al menos intentar hacer algo semejante. Ese el poder que tienen. Nos descubren lo que nos gusta, lo que nos gustaría hacer y lo que queremos aprender. Y lo importante que es el tiempo.

Y todas estas sensaciones son distintas en una pantalla de un ordenador, una tablet o un teléfono móvil. El tamaño en este caso importa y mucho. Y el peso. Te ayuda a concentrarte mucho más en lo que estás viendo. Sobre todo porque lo estás tocando. El tacto es un sentido que se olvida en el mundo digital.

Los libros de fotografía que podemos recomendar

Es muy difícil recomendar un libro. Y si nos ceñimos a los libros de fotografía todavía más. Porque recomiendas tus gustos y puede que no tengan nada que ver con la persona que te lo pide. Es algo muy arriesgado que puede crear un nuevo aficionado o perderlo para siempre.

Para mi es fundamental ‘Los americanos’ de Robert Frank. Pero si se lo recomiendo a alguien que empieza puede que lo tire a la basura porque solo es capaz de ver las fotos que borraría de su móvil. Es algo que he vivido alguna que otra vez.

Librosiiiiii Y más y más

Es igual que recomendar el Quijote a los adolescentes… la mayoría lo odiarán profundamente toda su vida hasta que se den cuenta del tesoro que es. Por ese motivo es más recomendable hablar a uno que empieza de Cartier Bresson o Sebastiao Salgado que de Depardon o mi querido Robert Frank.

Pero entre colegas siempre es bueno encontrar ese ejemplar que tienen guardado como un tesoro para compartirlo y hablar de él… porque los libros nunca se prestan. Se habla de ellos, se da una pista pero nunca te separes de ellos. Como algunos han hecho desde el Aula de Fotografía de la Universidad de Alcalá de Henares.

En Xataka Foto siempre hemos recomendado los libros que nos han gustado. Desde uno de

Richard Avedon, James Baldwin. Nothing Personal (Fotografia)

Richard Avedon, James Baldwin. Nothing Personal (Fotografia)


, pasando por el último de Sebastiao Salgado… y seguiremos hablando de joyas como el último de Virgilio Hernando, con el que tenemos pendiente una entrevista.

Esperamos que durante este día hayáis encontrado ese libro que llevará a otros lugares y sobre todo os ayudará a mirar vuestra cámara de otra forma. A lo mejor os anima a ver de nuevo todas vuestras fotografías y hacer con ellas un libro… Cuando tengáis tiempo…



Fuente