«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 51


Hoy os traemos una nueva entrega de nuestra sección “Cómo hice esta foto”, en la que os explicamos paso a paso, con un ejemplo práctico, cómo conseguir fotografías con algún detalle especial.

En esta ocasión, os quiero explicar cómo conseguí esta ansiada fotografía de la luna llena coronando el campanario del pueblo de Llagostera. Para este tipo de fotografía la planificación es esencial, así que vamos a empezar por el principio.

La Idea

Para conseguir una fotografía de la luna sobre algún edificio, construcción o formación natural, lo primero es tener la idea, ya que no es una fotografía que podamos hacer sin pensar. Requiere una planificación milimétrica y, por tanto, lo primero que deberemos es encontrar el lugar adecuado.

Yo llevaba ya varios meses queriendo encontrar algún lugar cercano a casa donde pudiera situar la luna tras algún edificio bonito y cuando vi el campanario de este pueblo se me encendió la bombilla. ¡Pero con eso no era suficiente! Debía comprobar si el campanario estaba orientado correctamente para captar la luna detrás de él.

Usando Photopills, comprobé que de manera frontal sería imposible conseguir situar la luna sobre el campanario pero si me situaba al oeste del pueblo, con el campanario ladeado, la luna sí quedaba por detrás justo después de salir por el horizonte.

Si no sabes bien cómo usar esta app, fíjate en la siguiente captura.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 52

Pulsando el reloj de abajo situé la fecha y hora de la siguiente luna llena. Manteniendo el dedo sobre el mapa fui situando el pin rojo (que nos representa a nosotros) y fijándome en la línea azul claro, que es la que representa por dónde sale la luna. Tenía que situar el pin rojo en algún lugar donde la línea azul coincidiera con el pueblo.

Una vez encontré un buen punto, fijándome en el mapa que no hubiera ningún árbol que cortara la línea de visión con el pueblo, comprobé que efectivamente, al deslizar la línea de tiempo (la barra azul sobre el reloj) la trayectoria de la luna, representada por la línea azul claro más fina, caía sobre el pueblo poco después de salir por el horizonte.

El Intento Fallido

Al día siguiente cargué todos mis trastos y me fui a intentar capturar la luna llena sobre el campanario de Llagostera. Sin embargo cometí varios errores que significaron el fracaso de este intento. Pero te los quiero contar para que no los cometas tú también. ¡De los errores se aprende!

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 54

300 mm. – 1/125 seg. – f/6 – ISO 1000

  1. No fui al lugar días antes: Pequé de confiada y me aventuré a ir al lugar que encontré en el mapa una hora antes, para “ir con tranquilidad” (me dije). Sin embargo, los mapas nos juegan malas pasadas. El lugar que yo había visto en el mapa en forma de campo de cultivo, en realidad tenía desniveles enormes, zarzas impenetrables, varios árboles que tapaban la visión y una riera que cruzaba por el medio de toda la zona, lo que dificultaba situarse en el punto exacto, ya que cruzarla era imposible. Así que después de una hora caminando entre plantas a la altura de la cintura, conseguimos encontrar un campo de cultivo bastante plano que nos ofrecía una vista directa del campanario (al fin). ¿Lo que aprendí de este error? Hay que ir al lugar no una hora antes, sino días antes. ¡Jamás te fíes de un mapa!
  2. No calculé bien la altura de la luna: Cuando miré en Photopills la línea azul que representa la trayectoria de la luna, simplemente me fijé en que pasara por encima del campanario poco después de salir por el horizonte. Sin embargo, calcular a qué altura estará la luna en cada momento es esencial, y yo no lo hice. Sí, la luna pasaría por encima del campanario en algún momento, pero estaría mucho más arriba de lo que yo esperaba. Así que allí ya, in situ, viendo la luna salir y sabiendo ya que no iba a situarse como yo esperaba, tuve que moverme un corriendo (porque parece que no pero la luna se mueve muy rápido) y componer la luna con el pueblo, en vez de sobre el propio campanario.
  3. No me alejé lo suficiente: Lo que yo creía que era “bastante lejos” (1 km.) en realidad no lo era tanto. Para conseguir que el tamaño relativo de la luna respecto al edificio sea enorme, hay que alejarse cuanto más mejor. Al no haber ido al lugar días antes, no pude comprobar que a esa distancia ni siquiera podía sacarle todo el partido a mi 500 mm, porque a su máxima distancia focal me acercaba tanto que no se veía el pueblo, solo el campanario. Si la luna hubiera quedado sobre el campanario como yo esperaba, aún podría haber aprovechado y disparar a 500 mm, pero como la luna no quedó donde yo quería, al final tuve que disparar a 300 mm. para poder componer la luna con el pueblo.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 56

Al final todos los errores se pueden resumir en uno solo: no planifiqué bien la toma, y es que la planificación es ESENCIAL para este tipo de fotografías. Aun así me llevé a casa una foto bonita, pero no era lo que yo quería: la luna llena sobre el campanario. Así que me decidí a conseguir la toma buena en la siguiente luna llena.

La Planificación

La planificación de la toma empezó justo al día siguiente del intento fallido, ¡esta vez no me iba a “pillar el toro”! Fuimos con el coche al mismo sitio desde el que disparamos la fotografía y nos dispusimos a buscar una zona bastante más alejada desde la que también se pudiera ver la iglesia de Llagostera sin árboles que interrumpieran la línea de visión. Finalmente encontramos un caminito de campo a unos 2 km. y medio del pueblo desde el que se veía perfecto.

Con Photopills comprobamos que la próxima luna llena pasaría sobre el pueblo poco después de salir por el horizonte, pero no quería volverme a encontrar con la misma situación, así que me puse a explorar todas sus opciones para calcular la posición y altura de la luna en todo momento. Son muchos los factores que influyen en esto: tu propia posición, la distancia a la que estás situado, la altura del terreno sobre el que estás e incluso la altura a del propio edificio. Como es algo tedioso de explicar escribiendo, en el siguiente vídeo lo vas a poder ver de una manera mucho más amena y visual.

Cómo Hice Esta Foto – Planificación con Photopills

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 58

El Disparo

Una vez planificada la toma, llegó el gran día. Llegamos un poco pronto por si acaso, esta vez no quería ningún imprevisto. Planté el trípode, monté la cámara con el teleobjetivo y encuadré el pueblo. Ahora tocaba esperar.

Cuando empezó a salir la luna por detrás de la ciudad, me recoloqué un poco para afinar el encuadre y conseguir que cayera exactamente detrás de la iglesia. Hice un par de pruebas de luz y al final configuré la cámara de la siguiente manera:

  • 1/200 seg.: La luna va más rápido de lo que parece, y a una distancia focal tan larga (500 mm.) siempre es mejor disparar con velocidades un poco rápidas para asegurarte de que consigues la máxima nitidez. Cuando la luna empieza a colocarse en la posición prevista no hay mucho tiempo de reacción, así que es mejor asegurar que empezar a hacer pruebas y perderte el momento clave.
  • f/6.3: Mi objetivo es bastante oscuro (es el Sigma 150-500 mm.) y su máxima apertura a 500 mm. es de f/6.3, así que la dejé ahí para ganar la máxima luz posible.
  • ISO 3200: Aunque hubiera preferido una ISO algo más baja, había que compensar la velocidad rápida y el diafragma tan cerrado de alguna manera. Aunque podría haberla bajado un poco y conseguir una buena toma de la luna igualmente, preferí disparar a una ISO más alta para conseguir algo más de exposición en la iglesia, para que no quedara todo como una silueta, sino que el pueblo tuviera también algo de detalle.«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 60
  • Formato RAW: Por supuesto, disparé en formato Raw para poder procesar la fotografía después con la máxima información posible y poder recuperar fácilmente matices tanto en las altas luces de la luna como en las sombras del resto del paisaje.
  • Disparo retardado: Activé también la opción de disparo retardado de 2 segundos, porque a estas distancias focales tan largas cualquier pequeña vibración puede trepidar la fotografía, y al pulsar el botón de disparo esto puede ocurrir. Otra opción también hubiera sido conectar un disparador remoto a mi cámara, pero como no lo llevaba encima opté por activar el disparo retardado para darle tiempo a la cámara a dejar de vibrar después de cada disparo.

En cuanto la luna empezó a pasar por detrás de la iglesia me puse a disparar sin parar para no perderme ningún momento clave. Aunque lo que yo quería era capturar la luna justo detrás del campanario hubo otras tomas muy interesantes también, como por ejemplo esta de la luna acunada por la iglesia. Aunque tengas una fotografía en mente, nunca dejes de intentar otras ideas porque pueden sorprenderte.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 62

Finalmente, cuando la luna ya subió un poco más, también disparé una fotografía con unos parámetros totalmente diferentes: 2 seg. – f/6.3 – ISO 100. ¿Por qué?

A diferencia del intento anterior, en el que la luna coincidió con la hora azul, en esta ocasión salía algo más tarde. Eso supuso que el paisaje saliera mucho más oscuro que la vez anterior, y necesitaba compensarlo de alguna manera. Para conseguir tener la iglesia un poco mejor expuesta y sin tanto ruido, decidí realizar esta toma extra, más expuesta, aunque eso supusiera quemar la luna. Así, en la edición podría sustituir una iglesia por otra, para hacer una especie de “bracketing de exposición manual”.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 64

La Edición

Y para terminar, un poquito de edición. Aunque el procesado de una fotografía es algo muy personal de cada fotógrafo, sí que os quiero enseñar dos técnicas interesantes que usé para mejorar esta fotografía: el bracketing de exposición manual que he mencionado antes, y la reducción de ruido por zonas.

Revelado Raw

La fotografía que voy a procesar es la de la foto de portada de este artículo. El archivo RAW sin retocar, como puedes ver, ha quedado muy descompensado: la luna ha quedado ligeramente sobreexpuesta, por lo que se pierden matices en sus formas y cráteres, y la iglesia está muy oscura, casi ni se aprecia su silueta. Así que lo primero que haremos será revelar el archivo Raw para partir de una fotografía con una exposición más equilibrada.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 66

Puedes usar cualquier programa de revelado Raw, pero como yo después voy a retocarla en Photoshop directamente la he abierto en Adobe Camera Raw. Le he puesto un perfil plano para empezar a retocar con la fotografía lo más descontrastada posible. Después he bajado las Iluminaciones, para recuperar los relieves de la luna, y los he remarcado todavía más aumentando los deslizadores de Contraste, Claridad, Textura y Borrar Neblina.

He subido también el deslizador de Sombras para ganar algo más de detalle en las zonas más oscuras de la fotografía, y he subido un poco el deslizador de Blancos para potenciar ligeramente los brillos tanto de la luna como de la iluminación de la iglesia. Finalmente le he dado a Abrir para seguir editando la fotografía en Photoshop.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 68

Bracketing de exposición manual

Como os comentaba antes, disparé una fotografía con la luna quemada para poder conseguir un poco más de exposición en la iglesia, sin obtener demasiado ruido. Así que ahora toca unir ambas tomas en el procesado.

He arrastrado desde el explorador de Windows (o el Finder de Mac) la fotografía de la iglesia bien expuesta al archivo que he revelado en el paso anterior. Ahora debemos alinear ambas fotografías. Aunque disparé con trípode, las vibraciones de pulsar el botón de disparo de la cámara movieron el encuadre ligeramente, así que necesitamos que ambas iglesias estén exactamente en la misma posición para poder fusionarlas.

Para ello, primero he desbloqueado la capa Fondo haciendo doble click sobre ella y he rasterizado la otra capa (botón derecho sobre ella en la ventana de capas/Rasterizar capa), porque al arrastrarla como nueva capa se ha colocado como un objeto inteligente, y así la opción de Alinear no funciona. Ahora sí, he seleccionado ambas capas y le he dado a la opción del menú Edición/Alinear capas automáticamente. Se moverán ambas capas para superponerse correctamente alineadas.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 70

Después, con la herramienta Recortar «Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 72

, ajustaremos el encuadre para dejar fuera las zonas mal superpuestas, e incluso podemos aprovechar para reencuadrar la fotografía si queremos recortarla un poco. Para ello, he ocultado la capa de la iglesia bien expuesta porque lo que me interesa es encuadrar la fotografía buena, es decir, la de la luna tras el campanario.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 74

Ahora que ya tenemos las capas alineadas, he seleccionado con la Selección rápida «Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 76

toda la zona de la fotografía iluminada que quiero colocar en la fotografía buena. No hace falta ser muy precisos ya que vamos a suavizar después esta selección.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 79

He creado una máscara de capa desde el botón rápido «Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 81

que hay debajo de la ventana de capas, para que se oculte todo excepto la zona seleccionada. Ahora suavizaremos este recorte pintando con un pincel difuso sobre la máscara, en tonos blanco y negro para ir mostrando u ocultando partes de la capa iluminada, hasta dejar una fusión natural entre ambas tomas.

Para ayudar a homogeneizar la composición, le he bajado un poco la opacidad a la capa de la iglesia iluminada, para que se fusione mejor con la capa inferior.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 84

Reducción de Ruido

Gracias al paso anterior hemos ganado bastante luminosidad en la iglesia, y hemos eliminado el ruido del pueblo y el árbol en sombra de la derecha. Sin embargo, precisamente por esto, ahora el ruido del cielo destaca demasiado. Como tenemos la fotografía dividida en dos capas, lo primero que deberemos hacer es unificarlas en una sola capa. Para no perder las capas que ya hemos creado y siempre tenerlas ahí por si acaso, vamos a crear una copia visible usando el atajo de teclado Control (o Comando en Mac) + Alt + Shift + E. Así se creará una nueva capa encima del todo, que acoplará el contenido de todas las capas visibles anteriores. Ahora sí que podemos empezar con el proceso de reducción de ruido.

En tomas tan oscuras, muchas veces además del ruido se crea un patrón de puntitos blancos en las zonas más negras, a causa de la falta de información. Esto lo podremos eliminar fácilmente desde el menú Filtro/Ruido/Polvo y rascaduras. No te pases con este filtro, ya que sino perderás mucha textura. Pero simplemente con un Radio de un 1 px. y un umbral de unos 15 px. se puede eliminar este ruido y los hot píxels sin esfuerzo, y sin perder prácticamente nada de nitidez.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 86

Ahora que hemos eliminado ese feo ruido blanco, toca reducir el ruido de la toma. En primer lugar, mediante el filtro de Camera Raw, le he aplicado una reducción de ruido moderada a toda la fotografía en general. Sin embargo, aun podemos dar un paso más con el ruido del cielo.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 88

Como el cielo no tiene ningún tipo de relieve que queramos conservar, podemos reducir el ruido a lo bestia solamente en esa zona y nos dará igual que se pierda nitidez. Para ello primero deberemos juntar todas las capas en una sola, al igual que antes, usando el atajo de teclado Control + Alt + Shift + E.

Ahora sí, he agregado desde el Filtro de Camera raw una reducción de ruido bastante agresiva a toda la fotografía, y después he agregado una máscara de capa para que esta reducción de ruido solamente afecte al cielo. Recuerda, simplemente hay que pintar en la máscara de capa en color negro lo que queremos ocultar (en este caso todas las zonas con relieves, como el pueblo, las ramas del árbol y la luna) y en blanco lo que queremos mostrar de esa capa (en este caso, el cielo).

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 90

Ajustes Finales

Para terminar podemos darle a nuestra fotografía unos ajustes finales. Por ejemplo, podemos intentar sacarle un poco más de relieve a la luna, para que la fotografía quede más impresionante.

He creado una copia visible de las capas anteriores para unificar todo lo que hemos hecho en el punto anterior en una capa única, usando el atajo de teclado Control + Alt + Shift + E. Después he seleccionado la luna con la Selección rápida «Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 76

y he creado una máscara de capa «Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 81 de manera que los cambios que apliquemos en esta capa solo afecten a la luna.

A continuación me he ido al menú Filtro/Filtro de Camera Raw y he potenciado los relieves de la luna aumentando los deslizadores de Contraste, Textura, Claridad y Borrar neblina, y bajando ligeramente el deslizador de Iluminaciones.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 98

Y finalmente, podemos darle un toque personal de color usando los filtros de la capa de ajuste Contraste de colores, de los cuales ya te hablaba en este artículo: “Todos los Secretos sobre el Ajuste Consulta de Colores de Photoshop“.

«Luna Llena sobre el Campanario de Llagostera» 100

¿Te Animas Capturar la Próxima Luna Llena?

Espero que con la ayuda de este ejemplo práctico hayas comprendido cómo llegar a conseguir una fotografía de este tipo, con la luna enorme detrás de algún elemento. Te animo a que lo intentes en la próxima luna llena, es un proceso muy divertido y emocionante, y conseguir por fin esa toma que tenías en mente te llena de satisfacción. ¡Ya lo verás!



Fuente