Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca


Hace ya más de un año que decidí dar el salto de una réflex a una evil de otra marca. No me arrepiento de ello, porque a día de hoy sigo utilizando ambas cámaras. Pero la pregunta que sí que me angustió al principio fue qué pasaría con las lentes que ya tenía ¿se podría usar el objetivo de una Nikon réflex en el cuerpo de una Panasonic evil?

Si te planteas comprar una nueva cámara y los objetivos que ya tienes no comparten la misma montura (que es lo más habitual) cabe la posibilidad de que puedas aprovecharlos todavía. Para ello necesitarás un adaptador, pero deberás comprobar primero qué lentes se pueden adaptar a tu cámara.

En este artículo, os voy a contar mi experiencia adentrándome en el mundo de los adaptadores de lentes. Veremos primero qué son las monturas y los adaptadores, cómo funcionan, qué tipos existen y algunas marcas recomendadas de adaptadores para objetivos.

Qué es una Montura y Cómo sé Cuál es la de mi Cámara

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 31

La montura de una lente es una interfaz mecánica (y normalmente también eléctrica) que garantiza un medio seguro y preciso de unión (y sujeción) entre el objetivo y el cuerpo de una cámara fotográfica.

Se integran en cámaras cuyos cuerpos permiten objetivos intercambiables, por lo que en cámaras compactas o tipo bridge con lentes fijas no las encontrarás.

Algunas monturas de lente también se encargan de que se produzca la comunicación electrónica (a través de pines o conectores) entre la lente y la cámara, para que los automatismos de enfoque y exposición se puedan producir correctamente.

La gran mayoría de las lentes actuales son de tipo bayoneta, esto significa que para colocar la lente solo tenemos que situarla sobre el cuerpo de la cámara y realizar un pequeño giro de 45-90º para que se encaje la lente en su lugar correspondiente.

Antes de este existir este tipo de montaje tan cómodo y rápido, se utilizaban otros montajes más complejos como el de rosca de tornillo o el breech lock (cerrojo de bloqueo), algo que debes tener en cuenta también si pretendes reutilizar lentes mucho más antiguas.

Para saber cuál es la montura de tu lente, lo mejor es que consultes las especificaciones técnicas del modelo de tu cámara en la web oficial del fabricante. Podrás consultar esto en otras páginas, pero ahí seguro que encuentras la información exacta.

Cómo Funcionan las Monturas: La Distancia Focal de Brida

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 33

Además de conectar una lente a una cámara y tener un diseño concreto, los soportes de la lente también se distinguen entre ellos en diferentes aspectos. El tamaño es el principal elemento diferenciador, así como el número de pestañas en la bayoneta (aunque la mayoría suele tener tres).

Otro aspecto que cambia de una montura a otra según la marca es la dirección hacia la que se gira la lente para conectarla con la cámara. Aunque quizás, el elemento más importante sea la distancia focal de brida o Flange Focal Distance (FFD), en inglés.

¿Y qué es? ¿Tiene algo que ver con la distancia focal? No, no tiene nada que ver. Sin entrar en explicaciones demasiado técnicas y complicadas, podemos explicaros que la distancia focal de brida es la distancia que existe entre la montura del objetivo y el sensor de la cámara. Es un concepto muy importante porque se encarga de determinar el ángulo de impacto de la luz sobre la superficie fotosensible.

A su vez, también debe garantizar un enfoque preciso desde la distancia mínima de enfoque hasta el infinito dentro de todas las distancias focales (si se trata de una lente zoom). Generalmente se mide con una precisión de centésimas de milímetro.

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 35

¿Cuál es el problema? Pues que, como ves en el recuadro, cada montura suele contar con una FFD distinta, sobre todo las cámaras evil. Al no tener espejo y contar con un diseño más compacto, su distancia focal de brida se reduce drásticamente.

La buena noticia es que, teóricamente, se puede montar más fácilmente una lente con una FFD más larga en el cuerpo de una cámara con una FFD más corta mediante el uso de un adaptador de lente que compense o ‘rellene’ esa diferencia de la distancia.

Por lo tanto, el cuerpo de una cámara evil, al tener una FFD más corta, será capaz de aceptar una mayor cantidad de lentes utilizando un adaptador simple. Y una lente con una FFD más larga (como el de una réflex) se adaptará fácilmente a un mayor número de cuerpos de cámara.

Sin embargo, montar lentes con una FFD más corta en cuerpos de cámara con una FFD más larga, es otro cantar. Si colocamos adaptadores no ópticos solo permitirán trabajar con distancias de enfoque menores que el infinito.

El otro factor que debemos tener en cuenta es el tamaño del sensor. En general, siempre será mejor pasar de una lente fabricada para un tamaño de sensor más grande a una cámara con el mismo tamaño de sensor o más pequeño (Full Frame >> APS-C >> Micro Cuatro Tercios)

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 37

Es más probable que las lentes diseñadas para un sensor de imagen más pequeño no se puedan adaptar a cuerpos de cámara con sensores más grandes, ya que el círculo de la imagen puede no ser lo suficientemente grande como para cubrir todo el sensor, generando lo que conocemos como viñeteo.

Así que, teóricamente montar una lente evil en una cámara réflex no será sencillo. Si te parece un poco lioso el tema de la distancia focal de brida, quizás estos dibujos te ayuden a visualizarlo mejor. La flecha que va desde la montura al sensor es la distancia focal de brida necesaria para un uso óptimo de la lente.

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 39

¿Eso significa que no se pueden montar lentes con una FFD más corta en cuerpos de cámara con una FFD más larga? Sí que se puede, pero no te servirá un adaptador simple no óptico. Existen adaptadores capaces de hacerlo, pero tendrán que incluir elementos correctivos ópticos que más adelante te explicaremos cómo funcionan.

Adaptadores de Lentes: Qué Tipos Puedo Encontrar

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 41

Hablemos ahora de adaptadores. Como ya te hemos comentado, cada sistema de cámara (ya no solo las diferentes marcas) utiliza su propia montura única que limita notablemente la compatibilidad entre los objetivos y las cámaras de otros fabricantes.

El adaptador, en esencia, actuará como unión entre la lente y la nueva cámara. Pero aunque técnicamente (mirando la tabla de más arriba) podríamos montar una lente Micro Cuatro Tercios en una cámara con una montura E de Sony (porque la distancia focal de brida es mayor) no valdría la pena. Esto es porque las lentes Micro Cuatro Tercios están diseñadas para un sensor con la mitad de tamaño que una Sony A7R IV, por ejemplo.

Para que una lente funcione en el cuerpo de una cámara con una montura determinada, solo necesitaría estar situada más arriba en nuestra tabla. Por lo que, (casi)todo lo que esté por encima será posible de adaptar y (casi) todo lo que esté por debajo seguramente nos creará más problemas.

Por lo tanto, en términos prácticos, esto significaría que la tabla de monturas y distancias fluye hacia abajo en cuanto a compatibilidad, pero de forma selectiva. Deberemos tener en cuenta los dos factores que hemos visto antes, distancia focal de brida y tamaño del sensor. Veamos qué tipos de adaptadores podemos encontrar:

Adaptadores Pasivos

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 43

La mayoría de adaptadores cuentan con un conector macho y un conector hembra. El primero se fija a la montura de la cámara y el segundo a la lente. Los adaptadores pasivos no ópticos, tienen una abertura en el centro para permitir el paso de la luz.

La longitud y tamaño del adaptador dependerá de la distancia focal de brida. Como te hemos comentado, si la lente que queremos adaptar tiene una FFD más larga y está pensada para un sensor de igual o menor tamaño, será fácilmente adaptable al cuerpo de una cámara con una FFD más corta.

Si ocurre al contrario y colocamos un adaptador no óptico entre una lente con una FFD corta y una cámara con una FFD larga, la lente funcionará como un tubo de extensión y solo podremos trabajar con distancias de enfoque menores que infinito.

Para lograr esto último, tendremos que usar adaptadores ópticos que incluyan mecanismos de ampliación que nos ayuden a compensar el viñeteo, la nitidez y la falta de luz. Estos adaptadores serán más mucho más costosos y la calidad puede verse afectada igualmente.

Los adaptadores pasivos, en general, no incorporan pines electrónicos por lo que no tienen ningún tipo de conexión con la cámara. Esto significa que no podremos usar ningún automatismo y todo lo haremos manualmente, tanto enfocar como controlar los parámetros de exposición.

Además, algunos datos EXIF (como la distancia focal o la apertura) no quedarán registrados en los archivos de imagen. Estaremos obligados a trabajar con la apertura de diafragma máxima de la lente, aunque algunos modelos de adaptadores sí que incluirán un anillo con el que podrás controlar mínimamente la apertura de forma manual.

Adaptadores Activos

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 45

Los adaptadores activos suelen ser de mayor calidad, pero también los encontrarás a precios más elevados. La ventaja es que nos permitirán trabajar con una distancia focal de brida adecuada y, a la vez, mantendrán la comunicación entre la lente y la cámara.

Con adaptadores activos podremos aprovechar las características de una lente al 100%, ya que los automatismos como el autoenfoque o la estabilización de la lente estarán disponibles. Además controlaremos la apertura del diafragma como si fuera un objetivo nativo y todos los datos EXIF quedarán registrados.

Este tipo de adaptadores premium los fabrican empresas como Canon, Nikon o Sony, porque quieren que los usuarios que pasan de unos formatos a otros, puedan seguir utilizando sus lentes y que el salto sea más seguro.

Si de verdad te interesa aprovechar una buena lente en el cuerpo de otra cámara, esta será normalmente la mejor opción, porque el montaje será más preciso y las piezas encajarán a la perfección. Aunque no siempre conseguirás que la lente sea tan rápida y efectiva como lo era en su cámara original.

La joya de la corona de los adaptadores activos serán aquellos que además de mantener la conexión entre lente y cámara, incluyen elementos ópticos capaces de eliminar el factor de recorte, reducir la distancia focal de la lente o de aumentar la apertura máxima en una parada. Es decir, que por ejemplo, una lente 50mm f/1.4 se pueda convertir en un 35mm f/1.0.

Otros adaptadores curiosos con los que nos hemos topado son los adaptadores descentrables tilt-shift, que permiten un control creativo de la profundidad de campo creando ese efecto de ‘falsa miniatura’ que a muchos les encanta.

Mi Experiencia Personal con un Adaptador: Pros y Contras

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 47

Después de haber investigado sobre los adaptadores, me puse manos a la obra para encontrar uno para mi cámara. En mi caso, iba a ser tarea fácil, porque la Lumix tiene una FFD corta (19,25mm) y las lentes de mi cámara réflex tienen una FFD larga (46,5mm).

Por lo tanto, me servía cualquier tipo de adaptador pasivo no óptico que adaptase una montura Nikon F/G a una montura Micro Cuatro Tercios. Como no me atrevía a hacer una gran inversión porque quizás el resultado no me convencía, opté por una marca económica y menos conocida como es ‘FOTGA’. El precio por el que lo adquirí rondaba los 15-20€.

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 49

Mi filosofía en cuanto a accesorios fotográficos es esa, empezar comprando una versión económica del accesorio, aunque teniendo buenas referencias por parte de otros usuarios. Más adelante, si me convence y tengo claro que lo voy a utilizar a menudo, valoro comprar una versión de mayor calidad aunque suponga una inversión más importante.

Lo único que busqué a la hora de adquirir el adaptador es que, aunque fuera pasivo y no pudiera controlar los automatismos, sí que incorporase un anillo para controlar la apertura. No siempre interesa trabajar con la apertura máxima de una lente, así que era importante que tuviera esa pequeña funcionalidad.

Colocar el adaptador es bastante sencillo. Primero lo coloco en la lente y después al cuerpo de la cámara. Hay un punto rojo que indica donde realizar el giro para una colocación más rápida. Para extraerlo de la lente hay una pequeña palanca que debemos presionar hacia dentro para liberarlo.

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 51

Al encender la cámara y mirar el encuadre veo el primer inconveniente: el factor de recorte. Como el sensor de la Micro Cuatro Tercios es más pequeño que el de mi cámara réflex, que es APS-C, el encuadre que abarca desde la misma distancia de trabajo es más cerrado.

Fíjate en la comparativa de abajo, ambas fotos están tomadas con el 35mm Nikkor f/1.8 con la máxima apertura. He realizado las dos tomas desde el mismo lugar y sin embargo, parece que la distancia focal que he utilizado es otra.

Para suplir ese recorte de la imagen, he utilizado la relación de aspecto 4:3 que me ofrece una toma más cuadrada. Lo que consigo es una toma similar a la que lograría con el 50mm ¿no te parece?

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 53

Lo bueno de usar una cámara evil es que al enfocar manualmente con el focus peaking activado, no necesito tanto los automatismos. Solo tengo que mover el anillo de enfoque de mi 35mm y asegurarme de que los ojos de la figura aparecen enfocados (gracias al indicador de color).Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 55

En cuanto a parámetros, solo puedo jugar con la velocidad y la sensibilidad ISO para compensar la exposición (que serán los parámetros que aparezcan como datos EXIF). Pero sigo teniendo control sobre otras funcionalidades de la cámara, como el balance de blancos, la compensación de la exposición, el modo de medición y la estabilización del cuerpo.

La calidad óptica y el bokeh que se obtiene es prácticamente idéntico y no noto falta de nitidez o de alteración del color/contraste. El anillo de apertura es útil aunque es bastante impreciso. Funciona a ‘ojímetro’ por decirlo de alguna manera, y solo nos sirve para reducir de forma ‘brusca’ la cantidad de luz que entra.

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 57

En definitiva, puedo concluir que sí que me gusta el resultado. Quizá sería interesante probar con un adaptador activo que mantuviese los automatismos, para poder controlar la apertura, sobre todo. Aunque todavía sería más interesante uno de los que eliminan el factor de recorte, para poder aprovechar más aún las lentes de mi cámara réflex.

Adaptadores: Algunos Modelos Recomendados

Mi Experiencia Aprovechando Objetivos de Otra Marca 59

Vamos a hacer un listado con algunos de los adaptadores más vendidos del mercado. Además de las marcas oficiales, que tiene sus propios adaptadores, también hay marcas muy conocidas como Metabones, Vitrox, Fotodiox, KIPON, Vello, Novoflex o K&F Concept, entre otras.

Según las prestaciones de cada adaptador, si es activo o pasivo o si tiene elementos ópticos, tendrá un precio más o menos elevado. Otro aspecto que deberás valorar es la calidad de construcción del mismo y las experiencias de otros usuarios que ya lo han utilizado.

En esta lista no están todos lo que hay en el mercado, ni mucho menos, solo es una muestra de algunas combinaciones recurrentes. Busca y compara entre diferentes fabricantes hasta encontrar el adaptador ideal que se ajuste a las prestaciones que tú quieres.

Adaptadores para Lentes Canon

Adaptadores para Lentes Nikon

Adaptadores para Lentes Pentax

Otros Adaptadores para Lentes Interesantes

Adaptarse… o Morir

Aunque sea un final muy triste, ese es el desgraciado destino de una lente que dejamos de utilizar cuando compramos una cámara nueva o saltamos de una réflex a una evil. Aunque esto ya no tiene por qué ocurrir si existe el adaptador adecuado.

Te lo hemos demostrado hoy, usar adaptadores nos ayuda a cerrar la brecha entre las marcas y los tipos de monturas de lentes y cuerpos de cámaras que no son compatibles.

Gracias a los adaptadores de lente podremos seguir sacando partido a un objetivo que ya teníamos antes en nuestra nueva cámara. ¿Y tú? ¿Tienes adaptadores para tus cámaras? ¿Cuál es tu experiencia? ¿Qué marca nos recomiendas? ¡Deja un comentario!



Fuente