toma de contacto, características, precio


A pesar de todo, el mercado fotográfico sigue su curso. Y han presentado la Fujifilm X-S10, la primera cámara de una nueva gama que se sitúa muy cerca de las X-T3 y X-T4. Se caracteriza por sus prestaciones profesionales en un cuerpo realmente compacto. Hemos tenido la oportunidad de probarla en Xataka Foto y contamos las primeras impresiones.


Hemos tenido un modelo de preproducción, por lo que los resultados no se pueden juzgar como definitivos. Es la primera de una nueva gama en la que buscarán ante todo un tamaño reducido del cuerpo con las mismas prestaciones que sus hermanas mayores. Unas cámaras que podremos llevar como segundo cuerpo con la seguridad de contar con la misma calidad que los modelos superiores.

Para empezar el sensor es el mismo que el que lleva la X-T4, el X-Trans CMOS 4 de 26,1MP. Como muchos sabéis, la personal arquitectura del sensor da una calidad de color y definición muy alta pero exige un trabajo extra a los principales reveladores comerciales del mercado en algunas situaciones. Afortunadamente es algo que está cambiando.

 Dsc7947

Fuji X-S10

También hay que destacar el sistema de estabilización, un 30% más pequeño y ligero que el de la X-T4, para poder meterlo en el nuevo cuerpo reducido. Con la mayoría de los objetivos Fujinon consigue llegar a los 6 pasos, incluso con objetivos sin su propia estabilización.

Donde la cámara ha sufrido recortes es en el tema del vídeo. Las prestaciones no llegan a ser tan altas como en los modelos superiores. Aún así permite grabar en 4K a 4:2:2 10 bit si trabajamos con una unidad externa y a 4:2:0 8bit internamente. El tiempo máximo de grabación en estas condiciones llega a los 30 minutos.

 Dsc7950

La parte superior

El nicho de mercado está claro. Por características quiere conquistar a los fotógrafos que quieren resultados profesionales por un precio más ajustado y no quieren llevar demasiado peso en su bolsa. ¿Será esta nueva pasión por las cámaras pequeñas un intento de llamar la atención a los fotógrafos que solo usan los pequeños móviles?

x-S10

Detalle

Esta nueva cámara puede causar sensación entre los fotógrafos también por su precio. No es fácil encontrar tanta calidad en un cuerpo tan pequeño.

Los secretos de la Fujifilm X-S10

Fujifilm se ha planteado crear una nueva gama de cámaras que ofrezcan calidad profesional en el cuerpo más pequeño posible. Así que ha puesto a trabajar a sus diseñadores e ingenieros para conseguirlo. La gama X se caracterizaba por ese aire retro que todos han terminado copiando. Pero la familia S rompe con esta tradición que tan buen resultado ha dado: pequeña, segura y sencilla.

 Dsc7938

Realmente una cámara pequeña

Para empezar destaca la gran empuñadura. Nunca ha sido tan cómodo sujetar una Fuji sin espejo. Hay que destacar que es especialmente pequeña, solo un poco más grande que la X-T30, por ejemplo, y unos gramos más pesada. El único problema es que los botones son un poco pequeños para los que tenemos las manos grandes. Pero están bien colocados y enseguida me pude acostumbrar.

 Dsc7958

La pantalla articulada

Es una cámara perfecta para utilizar con los objetivos más pequeños de Fujifilm. Con un 35mm f2 se convierte en una máquina perfecta para trabajar sin descanso o como cámara de apoyo cuando quieres llevar un segundo cuerpo a una boda o a cualquier otro trabajo.

Y el sistema de estabilización de 5 ejes, la única Fuji que lo tiene junto con la X-T4 y la X-H1, compensa con creces su reducido tamaño. Aunque parezca mentira una cámara grande es más estable que una compacta. Pero en este caso la tecnología hace replantearse este principio.

X S10 Iso 320 1 50 Seg En F 8 0

Iso 320 1/50 f8

El sistema de enfoque es otra de las alegrías que tendrán los usuarios de este modelo. Casi no notarán la diferencia con los otros modelos. Tiene un sistema de seguimiento de alta precisión para sujetos en movimiento y el imprescindible Face/Eye AF para mantener el enfoque en la cara y los ojos de los modelos. Al ser un modelo de preproducción no hemos querido llevar el sistema al límite pero las sensaciones son iguales a las de la Fuji X-T3 después de la últimas actualizaciones.

X S10 Iso 1000 1 50 Seg En F 2 0

Iso 1000 1/50 f2

El conocido procesador X-Processor 4 ofrece una calidad de imagen muy alta. La mayoría de sus usuarios saben que los jpeg de Fuji están un paso por encima de los demás fabricantes si nos centramos en el color y el manejo de la nitidez. Como todavía no hemos podido revelar los RAW, hemos visto que los jpeg siguen la tradición de la marca y con una compresión moderada del ruido en altas sensibilidades.

X S10 Iso 640 1 50 Seg En F 5 0

Iso 640 1/50 f5

Y como no podía ser de otra forma tenemos la posibilidad de configurar para conseguir la estética de las películas más famosas, como la Provia, la saturada Velvia… así hasta 18 simulaciones.

X S10 Iso 1000 1 50 Seg En F 4 5

Iso 1000 1/50 f4,5

Es realmente rápida. Con el obturador mecánico llega a los 8 fps pero si pasamos al electrónico alcanzamos los 20 fps que podrían ser 30 fps si recortamos el fotograma. Y han evitado el temido blackout, ese oscurecimiento que nos hace perder la acción.

Con la Fujifilm X-S10 en las manos

Es una apuesta genial por parte de Fuji. Esta cámara tiene el espíritu de la marca sin sacrificar un ápice en calidad o prestaciones (tan solo está limitada en el vídeo).

Desde que la saqué de la caja me sorprendió lo bien que se sujetaba. A pesar de ser una unidad de preproducción trasmite seguridad. La montura metálica parece más grande en este cuerpo. Y es verdad que se podría manejar solo con una mano pero la costumbre hace que la izquierda esté siempre atenta.

X S10 Iso 2000 1 50 Seg En F 8 0

Iso 2000 1/50 f8

El funcionamiento es sencillo, una de las premisas de la familia S. No hay más que encenderla y puedes empezar a disparar con la seguridad de que todo va a salir bien en el modo AUTO&SP. Es cómodo pero a muchos nos gusta trastear en los clásicos PASM de toda la vida para tener la sensación de control.

X S10 Iso 500 1 50 Seg En F 11

Iso 500 1/50 f11

Uno de los aspectos más positivos es que por fin configurar los ajustes personalizables es realmente sencillo. Solo hay que poner el dial en cualquiera de las cuatro C (custom) y los ajustes que hagamos quedarán memorizados ad eternum. No hay que andar confirmando ni nada parecido. Así que te puedes crear cuatro patrones de trabajo en un abrir y cerrar de ojos. Es lo primero que haría si fuera mía.

X S10 Iso 320 1 120 Seg En F 2 0

Iso 320 1/120 f2

Los menús son los mismos que los de los últimos modelos. Cada vez son más sencillos en todas las marcas y es cuestión de adaptarse. Además todos los botones son configurables, así que viene bien una tarde de mesa camilla para ajustarlos a nuestras necesidades. Yo ajustaría la rueda derecha para la compensación de exposición, algo que se ha perdido en este modelo por defecto.

Si alguna vez has trabajado con una Fuji no tendrás problemas en conseguir sacar todo el rendimiento que es capaz de ofrecer la X-S10.

La calidad de imagen de la Fujifilm X-S10

Con esta cámara la única sorpresa que te vas a llevar es positiva. Estamos ante el mismo sensor, con el mismo procesador, que la X-T4. Estamos ante la cumbre de Fuji en estos momentos. Un sensor de formato APS-C, de tipo X-Trans, con 26,1 MP.

Con un buen objetivo no tiene ningún problema a la hora de lograr un excelente resultado. Es verdad que he probado una unidad de preproducción y que todavía no hemos podido revelar los RAW. Pero podemos llegar a los 6400 ISO sin despeinarnos.

X-S10

PRUEBA ISO

La calidad del AF es otro punto que hay que destacar. Todas las marcas han cambiado en muy poco tiempo en este aspecto. El enfoque al ojo que inauguró Sony está ya en todas las cámaras del mercado.

Y Fujifilm empezó renqueante pero ahora mismo está a la altura de los mejores. Y la X-S10, con los objetivos adecuados, ofrece una nitidez y una rapidez muy notable.

La opinión de Xataka Foto

Nos ha gustado la Fujifilm X-S10. Siempre nos gusta ver cómo mejoran las marcas modelo tras modelo. Y la apuesta de Fujifilm nos ha sorprendido. Esta nueva gama, o familia, es una buena idea.

Una cámara pequeña con prestaciones profesionales. No viene a sustituir a nadie. Se ha abierto un hueco entre las X-Tx y las X-Txx. Y en muchos aspectos se parece a la X-T3.

Respecto a este parecido hay que señalar que hoy también se presenta el nuevo firmware de la X-T3, la versión 4.0. El objetivo es conseguir que esta cámara tenga el mismo autoenfoque que la X-T4. Han logrado hasta igualar la velocidad de respuesta.

X S10 Iso 1600 1 50 Seg En F 11

Iso 1600 1/50 f11

Puede ser difícil situarla en un punto u otro. Creo que es una cámara perfecta para los aficionados que quieren prestaciones profesionales a un precio ajustado y para los profesionales que quieren llevar siempre encima la máxima calidad posible de su sistema sin tener problemas de peso.

Es verdad que con objetivos grandes esta cámara puede perder su esencia. Pero la respuesta que va a dar merece la pena. Personalmente le pondría un 23mm f2 y saldría siempre con ella a la calle.

No han buscado una cámara novedosa en el tema tecnológico, sino ofrecer todos los avances que tienen en el cuerpo más pequeño y sencillo que han podido diseñar

No han buscado una cámara novedosa en el tema tecnológico, sino ofrecer todos los avances que tienen en el cuerpo más pequeño y sencillo que han podido diseñar. Es llamativo que parece una pequeña réflex, como una versión en miniatura de aquella S5 de los tiempos pasados.

Esta cámara la podemos comprar a partir de la segunda quincena de noviembre por 999€. Pero si la queremos con algún objetivo los precios son los siguientes: XC15-45mm: 1099€, XF18-55mm: 1399€ o con el XF16-80mm: 1499€.

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Fujifilm. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.



Fuente