¿Trabajar gratis como fotógrafo para conseguir portfolio? No, jamás


¿Trabajar gratis cuando se está arrancando para crear portfolio? Ese es uno de los dilemas de muchos fotógrafos que recién ingresan al mundo de la fotografía. Se necesitan clientes, pero para obtenerlos se necesita portfolio, pero se necesitan hacer fotos para obtenerlo. Y, si bien parece que regalar el trabajo es una buena opción al comienzo, el trabajar gratis siempre va a deteriorar nuestra profesión.

¿Por qué volver a hablar de lo obvio?

Hace poco, Fstoppers publicó un vídeo en el que el videógrafo Chase Turnbow quien habla sobre cómo para obtener clientes en el mundo del vídeo es necesario tener un portfolio especializado al campo en el que se desea trabajar. Para obtener ese portfolio, el videógrafo dice que no está mal trabajar en una o varias producciones de manera gratuita para crear dicho portfolio.

Este es el mismo caso con el que se justifica la labor gratuita del fotógrafo, del diseñador y las demás industrias creativas; solo para obtener portfolio, reconocimiento, relaciones de cliente y exposición. Es una visión que se ha alborotado gracias a una industria donde las vistas y los likes parecen más importantes que pulir la calidad del trabajo. Es un sistema que debemos abolir de nuestra vida, porque incluso armando portfolio se puede trabajar con clientes que nos paguen.

Es una cadena donde se supone que el trabajo del primer eslabón o vale nada. Pero así mismo, esto genera en los clientes una excusa para retardar que los creativos obtengan una remuneración por su trabajo. Para un cliente, el portfolio nunca es el suficiente, así se lleve algún tiempo en la industria.

Eso solo termina transformándose en que seamos explotados por hacer lo que amamos.

¿Qué se puede hacer para ganar ambas cosas?

art 001

Hay muchos elementos que debemos trabajar para obtener recursos a partir de nuestro trabajo.

La principal se trata de hacer producciones maqueta. Para ello, solo necesitamos invertir en hacer un trabajo excelente, como si fuéramos a realizar un trabajo de verdad. En producto, esto implica agarrar productos de algún chino o cualquier lugar y realizar ejemplos de fotografía de producto de alta calidad. Entendiendo cómo iluminar, cómo retocar y calculando tiempos y necesidades para una producción óptima. Básicamente, debemos trabajar en hacer lucir productos de bajo costo como piezas de publicidad que aparecen en editoriales de alto nivel.

A nivel de retrato se resuelve en tomar y crear portfolio a partir de amigos y familiares. A nivel de paisaje se resuelve con tomar uno que otro bus e ir a las afueras. Y en cada especialidad habrá que buscar una manera económica de hacer las cosas a nivel personal.

cómo vender fotografías Los amigos son un buen punto para partir a armar un prtfolio de retrato.

Incluso, una forma de monetizar el trabajo realizado para perfeccionar este portfolio es subir las mejores tomas que veamos pueden estar en un sitio de imágenes de Stock. Esto puede ser: fotografías de sitios icónicos de una ciudad, fotografía de producto con etiquetas en blanco. Puede que se queden ahí quietas, así como puede que de la casualidad que alguien esté buscando esa foto de textura de una hoja a contraluz.

También os hemos contado sobre trabajos en lote que pueden realizarse para sacar de apuros. Estos mismos pueden servir como formas de obtener ingresos que sirvan para una construcción de portfolio. Estos son: alquiler de estudio con sesión masiva, día de búsqueda de localizaciones y el plan postales.

Una vez comencemos a tener fotos buenas y sepamos cumplir, podemos comenzar a ofrecer paquetes fotográficos de bajo costo. Como hemos mencionado anteriormente, la creación de paquetes es una forma sencilla de establecer precios frente a nuestros clientes y permiten que podamos cobrar un precio bajo y justo respecto a la calidad de trabajo en un comienzo.

Así mismo, debemos trabajar en construir una identidad muy bien marcada. La mayoría de clientes nos miran más por nuestra forma de acercarnos, nuestra presencia web, y nuestro perfil empresarial. Para eso debemos trabajar desde un comienzo en un buen portfolio web, mucho antes que pensar en redes sociales. Y las redes sociales las debemos trabajar estratégicamente para mejorar nuestro negocio.

Es importante que desde un comienzo nos acostumbremos a exigir una remuneración por nuestro trabajo. Siempre acorde a nuestro nivel. Pero buscando educar a las personas que la pasión al arte no es una pasión de morir de hambre.



Fuente

Escribir un comentario