Un usuario chino ha diseccionado una Canon EOS R5 buscando una posible solución al problema de sobrecalentamiento al grabar vídeo


El tema del sobrecalentamiento de la nueva Canon EOS R5 sigue dando que hablar. Tanto que incluso hay quien se ha atrevido a comprarse una y abrirla para intentar saber un poco más sobre la causa del problema. Se trata de un usuario chino que ha difundido la “autopsia” en una serie de fotografías compartidas en Baidu (considerado el Google chino) y el siguiente vídeo:

La idea, según cuentan en la web EOSHD, era intentar conocer su diseño interno para averiguar de qué manera se puede mejorar y mitigar de algún modo sus problemas de sobrecalentamiento. Y parece que, aparte de confirmar definitivamente que no hay sistema de ventilación, no ha conseguido gran cosa, y encima se ha encontrado con algunas preguntas nuevas sobre el diseño de la Canon y una posible limitación del asunto vía firmware.

Usuario Disecciona Canon Eos R5 1

La cámara según se abre y deja sus “tripas” al descubierto.

Por ejemplo, resulta que la ranura CFexpress está muy cerca del procesador lo que, teniendo en cuenta que éste sería la principal fuente de calor, podría suponer un problema. Por otro lado, el “descubrimiento” más importante es constatar que el procesador de la cámara no tiene una thermal pad (o almohadilla térmica) para enfriarlo; y en cambio sí que lo tienen los cuatro chips de memoria LPDDR4 que trabajan en conjunción con la CPU de la cámara.

Usuario Disecciona Canon Eos R5 2

Las dos almohadillas térmicas que tapan los chips de memoria pero no el procesador (en el centro).

Lo que sí encontró es una cubierta de aluminio (en vez de cobre que sería más efectivo) sobre todo el área que alberga el procesador y la RAM que, se supone, sería algún tipo de esparcidor de calor.

Por otro lado, cuentan que después de volver a ensamblar la cámara, añadiendo masilla térmica a la CPU como complemento para ayudar a disipar el calor, el usuario comprobó que la cámara seguía teniendo el mismo límite de grabación, establecido en 20 minutos. Así, aunque reconocen que la pasta térmica no tendría porqué significar un gran cambio, desde EOSHD sugieren que este límite podría estar fijado de forma interna y ser independiente de la temperatura interna real.

Esto ayudaría a explicar— cuentan — porqué la cámara parece sobrecalentarse de acuerdo con las estimaciones de Canon, ya esté en una habitación oscura o en un caluroso día de verano“. Si esta hipótesis fuese cierta, esto explicaría que Canon estuviera preparando ya un nuevo firmware como cuentan en Canon Rumours (donde, eso sí, dicen no esperar grandes avances).

Usuario Disecciona Canon Eos R5 3

La placa principal de la cámara en la que se aprecian claramente la CPU flanqueada por los cuatro chips de memoria RAM.

Otra posible explicación al “peculiar” diseño de la EOS R5 sería que se ha dejado el procesador y el sensor “simplemente demasiado aislados del mundo exterior, con o sin pasta térmica. Como resultado, la temperatura ambiente tiene muy poco impacto en la disipación de calor“. Sea como fuere, hay que reconocer que el problema sigue latente (y también que el usuario que ha destripado su flamante Canon EOS R5 tiene mucho valor).

Vía | Petapixel



Fuente