Y la fotografía cambió para siempre


Hoy debería ser uno de los días más importantes de la historia de la fotografía. George Eastman patentó el 4 de septiembre de 1888, la primera Kodak. Aquella cámara de fuertes formas geométricas fue la primera que abrió el camino de la fotografía a los aficionados.

La fotografía se presentó al mundo el 19 de agosto de 1839. Y solo era accesible a los profesionales y a los ricos burgueses que en aquellos años se podían permitir gastar cantidades ingentes en algo tan novedoso.

La famosa Kodak ocupó un espacio que no había ocupado nadie hasta ese momento. Facilitar a todo el mundo el acceso a la fotografía por un precio mucho más bajo de lo que había por aquel entonces. En aquel entonces costaba 25$. El sueldo medio de un trabajador llegaba a los 15$ semanales.

Kodakii

George Eastman

La novedad es que esta cámara traía un rollo de 100 exposiciones ya listo para empezar a hacer fotos y que dio lugar al famoso eslogan: ‘Usted apriete el botón que nosotros hacemos el resto’. A partir de este momento la fotografía cambió para siempre.

La historia de Kodak

Después de hacer los 100 disparos, el dueño de la cámara tenía que enviar a Rochester, sede de la empresa. Allí revelaban las fotografías y la volvían a cargar por 10$. Un negocio redondo que cambió el negocio por la revolución que supuso.

Lo más curioso, y lo que recuerda poca gente, es que aquellas primeras fotografías de la Kodak eran circulares. Imágenes redondas con todos los defectos propios de una sencilla lente de menisco… La calidad era tan mala en las esquinas que decidieron darle este original formato.

Lo más curioso, y lo que recuerda poca gente, es que aquellas primeras fotografías de la Kodak eran circulares. Imágenes redondas con todos los defectos propios de una sencilla lente de menisco…

Con 24 años George Eastman estuvo a punto de irse de vacaciones a Santo Domingo. Se compró una voluminosa cámara de banco, de madera con un trípode. Solo funcionaba con placas de cristal que había que sensibilizar en el momento. Por este motivo tenía que ir siempre con el laboratorio a cuestas…

Algo poco práctico para los incipientes turistas que empezaban a viajar. Así que, fascinado por el invento, empezó a investigar y logró, tres años después, la placa seca. Y empezó a fabricarlas en cadena. Este es el origen de Eastman Kodak Company.

Pero las placas secas se rompían con facilidad. Continuó investigando y en 1883 logró presentar la película en rollo, que además se podía adaptar fácilmente a todas las cámaras de aquel entonces.

Aquellos primeros rollos eran de papel. La nitidez se resentía. Con el tiempo desarrolló una hoja de gelatina transparente que sumergía en colodión, una solución de celulosa que forma una película resistente y flexible.

El último paso fue no solo ofrecer la película en rollo, sino vender una cámara propia con la película cargada.

El último paso fue no solo ofrecer la película en rollo, sino vender una cámara propia con la película cargada. El éxito fue instantáneo y convirtió a Kodak en una de las empresas más importantes de la fotografía.

La primera Kodak nº1

El origen del nombre de la empresa no es ningún misterio. Él mismo lo desveló:

Yo mismo inventé el nombre. La letra ‘K’ era una de mis favoritas; parece una letra fuerte e incisiva. Se convirtió en una cuestión de probar una gran cantidad de combinaciones de letras que formaban palabras comenzando y terminando con ‘K.’ La palabra ‘Kodak’ es el resultado.

La Kodak se publicitó con una de las campañas más exitosas de la historia. Empezó con el famoso lema pero pronto apareció la famosa chica Kodak que tantos han imitado y que tan vetusto ha quedado…

A partir de esta cámara aparecieron muchos más modelos, hasta llegar en el año 1900 a la famosa Brownie. Pasó a costar solo 1$ y cada rollo costaba 15 centavos. En apenas doce años el negocio iba tan bien que pudieron bajar el precio de semejante forma.

Kodak

La primera Kodak

Su funcionamiento era muy sencillo. El obturador se cierra tensando una cuerda con el perno que tenemos en la parte superior de la cámara. Una vez listo solo había que disparar la fotografía con el botón que tiene a la izquierda.

Kodakiv

Fotografía de Lartigue

Después de hacer la fotografía, el fotógrafo tenía que avanzar la película con la llave de la parte superior hasta una marca que había que vigilar para no desaprovechar más película de la necesaria.

Han pasado ya más de 130 años. En aquel preciso instante todo cambió, de nuevo, para siempre. El tiempo dirá qué fue más importante. Si aquella Kodak cuadrada o la primera cámara digital…

Lo único importante es que, desde el principio, lo que cambia todo es el fotógrafo. La cámara es solo una herramienta. Para comprobarlo solo tenéis que mirar el trabajo del fotógrafo de la felicidad, Jacques Henri Lartigue, que utilizó estas cámaras…



Fuente